Juan Manuel Rotter

A, B, C del Alto Rendimiento

Asistir a un campeonato Mundial de cualquier especialidad, sea juvenil o categoría mayor, debería ser obligado para los mejores atletas nacionales, como fundamento de desarrollo en cualquier plan técnico deportivo en el alto rendimiento, si lo que se quiere es alcanzar la élite. Lo anterior lo escribo debido a que en este momento se está llevando a cabo el Campeonato Mundial de Natación en alberca de 25 metros en la ciudad de Windsor en Canadá y por México solo asistió un representante, con Daniel Ramírez, quien solicitó a la Federación su aval para participar, dado que el evento no formaba parte del programa actual de competencias internacionales y por ende no contaba con presupuesto. Ayer Ramírez Carranza supo aprovechar su oportunidad e impuso un nuevo récord mexicano en los 50 libres, mejorando su marca personal en 21.88, para ubicarse en el lugar 26, a 17 centésimas de su pase a semifinales; espero que también pueda imponer su mejor registro en los 100 libres que le quedan pendientes.

Bien por Samantha Bricio, nuestra seleccionada nacional de voleibol y que ayer fue reconocida como la Jugadora Más Valiosa en la Supercopa de este deporte en Italia, siendo apenas su primer año como profesional, después de tener extraordinarios resultados en su etapa colegial en la Universidad del Sur de California en Estados Unidos. En los últimos años han destacado más los hombres en este deporte, calificando a eventos como el Campeonato Mundial y los Juegos Olímpicos, pero estoy seguro que muy pronto podremos ver a una selección interesante y sólida en la rama femenil, liderada por esta gran jugadora; al tiempo.

Comparto el sentimiento de preocupación que muchos han expresado en redes sociales sobre las elecciones en la Federación Mexicana de Natación, donde dadas las condiciones estatutarias y el mismo proceso, lo que se vislumbra es continuidad, con algunos cambios en la base del Consejo Directivo, pero liderados por el mismo presidente. Ocho años es un buen periodo para estar al frente de un organismo como una Federación Nacional y que debería existir apertura en el proceso para que más personas pudieran competir por esa posición; sin embargo, en la actualidad no es así, solo unos pocos podían aspirar. Si la comunidad acuática se decide por la continuidad, que así sea, pero los representantes de ésta, que son los presidentes de Asociación, no necesariamente elevan la voz de sus afiliados. Ya pronto sabremos su decisión, porque la elección es el 15 de diciembre. ¿Ustedes qué piensan?

Facebook: rotterjm
twitter@jmrotter