Juan Manuel Rotter

A, B, C del Alto Rendimiento

Al investigar a las organizaciones deportivas responsables de desarrollar el alto rendimiento, tanto en México como en el mundo, he podido constatar que en su estructura base cuentan con los mismo elementos o funciones; sin embargo, en gran medida la debilidad se da en las áreas de comunicación y comercial o mercadológica, siendo éstas fundamentales en el éxito de las organizaciones en otras partes del mundo, en específico en aquellos países donde los resultados deportivos de élite son evidentes, por la cantidad de medallistas olímpicos y mundiales, pero a la vez por la cantidad de participantes adheridos o afiliados a sus organizaciones, tal es el caso de Australia, Japón, China, Gran Bretaña, España, Estados Unidos, Sudáfrica y recientemente el crecimiento de naciones como Colombia.

Brindar una estrategia de comunicación sirve de base para lograr acercar recursos vía patrocinios, donativos u otras fuentes de financiamiento. Los resultados por sí solos, con la expectativa que los medios de comunicación asuman la responsabilidad de darlos a conocer, no son suficientes para que las empresas vean en ellos la oportunidad de invertir en el desarrollo del deporte, como estrategia de mercadotecnia o hasta de responsabilidad social. Pocas son las organizaciones en México que tienen bien estructurada su área de comunicación, de atención a los medios, pero también a los afiliados y de aquellos que gustan de su disciplina deportiva y que esperan obtener información vía redes sociales o la página web.

Consciente que las limitaciones presupuestales tienden a priorizar en las organizaciones las posiciones base que como mínimo deben tener, las técnicas y administrativas, dejar de lado áreas de comunicación y comercialización, impedirán a su vez la posibilidad de generar más recursos externos que permitan una mayor inversión en el desarrollo del deporte. ¿Cuál será la clave para romper con esa situación y lograr que nuestras organizaciones cuenten con las funciones necesarias para el máximo aprovechamiento de su capacidad de gestión e impulsar a la élite a más atletas? En mi opinión, la profesionalización, personas con el perfil y conocimiento adecuado en todas las áreas, que hagan eficiente el uso de los recursos, para asegurar de manera sustentable el objetivo de la propia organización y disminuir así la dependencia de los recursos federales. ¿Ustedes qué piensan?

Facebook: rotterjm · twitter@jmrotter