Juan Manuel Rotter

A, B, C del Alto Rendimiento


Ahora la nota en el deporte la vuelve a dar una federación, y de nuevo es en tono negativo, es la de tiro con arco, comprobando que su manejo administrativo era inadecuado, ahora con problemas con la Secretaría de Hacienda, así que además de ser de las federaciones de las que se investigan malos manejos, se suman los problemas con el fisco. Es una pena, porque en lo deportivo es sin duda una de las disciplinas que ha entregado buenos resultados en los últimos años, con medallas en los mejores eventos internacionales, desde Juegos Olímpicos hasta Campeonatos Mundiales, gracias sin duda al desarrollo impulsado de esta disciplina con la Olimpiada Nacional y los centros de desarrollo en Jalisco, Yucatán, Nuevo León, Guanajuato, Baja California y la propia Ciudad de México, entre otros.

Basado en el crecimiento del tiro con arco, el gobierno de la Ciudad de México a través de su Instituto del Deporte, buscó atraer un evento internacional en los años pasados con los mejores arqueros, el primer año en el bosque de Chapultepec, el segundo en el Ángel, y el año anterior en el Zócalo, logrando mostrar lo espectacular que puede ser, sobre todo en zonas muy representativas y turísticas de la ciudad, logrando esa combinación positiva, de acceso al público en general. El éxito del evento lo llevó a pedir el Campeonato Mundial, que se llevará a cabo en octubre, en el Campo Marte y en el Zócalo para las finales, con ya varias semanas gestionando y trabajando como Comité Organizador, sin la presencia de la federación nacional, por las cuestiones negativas en la gestión que mencioné en el párrafo anterior. Espero que en nada afecte la situación a tan importante evento, porque estoy convencido que el factor de la localía y el apoyo del público serán fundamentales para que nuestros arqueros puedan acceder al protagonismo y alzarse con algunas medallas.

Consciente que los casos de atletismo y ahora con el tiro con arco, han generado una espiral negativa en relación a la gestión de las federaciones, con muchas voces que afirman que hay varias más en situaciones similares, que las ponen quizá en la peor crisis de imagen dentro de los organismos responsables del desarrollo del deporte; espero que el buen ejemplo de las que están trabajando bien, sirva para encontrar un camino común en beneficio de los atletas. El cambio está en la base de los afiliados, quienes deben exigir una gestión profesional, que cumpla con objetivos claros y que se ocupe de conseguir los recursos necesarios para el desarrollo, con el apoyo del gobierno federal, pero principalmente autogenerar los propios y trabajar con la iniciativa privada para contar con capacidad de mayor inversión y por ende en potenciales resultados. ¿Ustedes qué piensan?

Facebook: rotterjm · twitter@jmrotter