Juan Manuel Rotter

A, B, C del Alto Rendimiento

Aceptaría sin problema el criterio de selección para asistir a Juegos Olímpicos en la natación si existiera uniformidad con el resto de las disciplinas que ya han conformado su representativo, algunas de las cuales han sido avaladas simplemente por el criterio de su Federación Internacional y en otras como el atletismo que es similar a la natación, por ser de tiempo y marca, hay evidentes diferencias. Pondré un ejemplo de lo anterior, con la aclaración antes de que no persigo demeritar a ningún atleta ya calificado, porque finalmente mi opinión en lo general es que deben asistir aquellos que cumplan con los requisitos internacionales. En atletismo, México tiene dos seleccionados en los 200 metros planos, el primero con un ranking mundial del 19 y el segundo de 107, el ranking olímpico se reduce porque cada país puede solo llevar a tres atletas por prueba como máximo; sin embargo, hay nadadores que puedo asegurar están calificados por la Federación Internacional con la marca B, con un ranking mundial menor al lugar 80 y olímpico entre el 35, siendo que en la natación son dos máximo por prueba si cumplen con marca A. En atletismo, la Federación Nacional negoció con la jefatura de misión sus marcas mínimas y fueron aceptadas, en la natación, al parecer no hubo negociación o simplemente la mala relación entre la Federación y el Comité Olímpico impidió un esquema más justo para los atletas.

Boxeo es otro ejemplo, ayer se clasificaron tres representantes más en este deporte que tanto ha dado a México en la historia de Juegos Olímpicos, mismos que agotaron hasta el final la posibilidad de clasificarse en el último evento posible, sin establecerse algún criterio de nivel mínimo esperado. Sin duda son atletas con calidad para estar en Juegos Olímpicos y se merecen su calificación, de la misma manera que los nadadores avalados por FINA, entendiendo que no son invitados, porque solo se invitan a países que no tienen un solo atleta calificado con marca A o B. Lo mismo sucede con deportes de conjunto, que juegan o jugaron el repechaje hasta completar la cuota de participantes autorizados, ¿por qué hacer diferencia con los nadadores que entran en la cuota con criterio de nivel?

Cuando el arte de la gestión deportiva en el alto rendimiento es tener un proceso de selección y criterios lo suficientemente claros, mismos que al final minimizan los cuestionamientos y dudas. En esta ocasión hay muchos de los cuales se han hecho virales en redes sociales, tal es el caso de deportes como levantamiento de pesas, atletismo (marcha) y ciclismo, al definir el nombre de las cuotas obtenidas, situaciones que en nada ayudan al proceso de desarrollo. ¿Ustedes qué piensan?

Facebook: rotterjm

twitter@jmrotter