Juan Manuel Rotter

A, B, C del Alto Rendimiento

Antier en una plática en el Congreso de Innovación del Deporte (SIS) que se llevó a cabo en la Ciudad de México, con gran éxito por cierto, me informaron que los deportes acuáticos de nuestro país podrían participar como México en Juegos Olímpicos, siempre y cuando los atletas hayan cumplido el proceso de selección impuesto por la Federación Internacional (FINA) y avalados por el Comité Olímpico Internacional y el Comité Organizador de los Juegos, de acuerdo a la cantidad de participantes esperados y finalmente admitidos. Es cierto que FINA tiene la palabra en cuanto a la sanción temporal de la Federación Mexicana de Natación (FMN), pero tendría, según me comentaron, que impedir la participación de los atletas para que éstos no compitan por su país y bandera en Juegos Olímpicos, algo que no ha hecho hasta ahora, pues siguen asistiendo a los eventos de calificación, incluso cuando en éstos no puedan representar a México. Reconozco que este tema confunde un poco; sin embargo, confío en la fuente, más aún porque se que ha estado muy cerca del Comité Olímpico Internacional, pero son las autoridades, FMN, COM y Conade, los que saben mejor los alcances reales de la sanción, mismos que hasta ahora no son públicos y claros, así como tampoco el estatus de la demanda ante el Tribunal de Arbitraje del Deporte, situación que supongo deberá ser por estar en un litigio.

Bien por el dueto de nado sincronizado que logró su calificación a los Olímpicos en el selectivo llevado a cabo en la sede misma de los próximos Juegos, estoy convencido en el desarrollo que han logrado como pareja Nuria Diosdado y Karem Achach, quienes tienen la meta y el potencial de ubicarse dentro de las mejores 10 en la máxima justa deportiva, algo que me parece alcanzable. También ayer nos enteramos del gran resultado en ciclismo, por parte de Ignacio Prado, quien ganó medalla de plata en la prueba de scrath en el Campeonato Mundial de Pista en Londres, una nueva opción en los candidatos a medalla en Río.

Cuando parecía que ya no habría peores noticias para los deportes acuáticos, el día de ayer el Comité Olímpico Mexicano informó que cerraría las instalaciones destinadas en el Centro Deportivo Olímpico Mexicano para el entrenamiento de los clavados, natación, nado sincronizado y polo acuático, debido a los altos costos de mantenimiento y a que no han recibido subsidio federal por parte de la Conade. El debate se centrará en estos días si el gobierno debería solventar esos gastos o si el COM, como Asociación Civil, tendría que resolverlos bajo otra fuente de financiamiento. Por años, la política pública en materia de desarrollo del alto rendimiento, ha sido financiada por el gobierno en su mayoría, con mínimos ingresos privados, por lo que ahora que se cierra la llave, existe poca o nula posibilidad de mantener los gastos acostumbrados. Como otros tantos temas abiertos, sobre todo en las especialidades acuáticas, espero retomen rumbo y se logren resolver pronto, porque al parecer literalmente se están "ahogando".

Facebook: rotterjm
twitter@jmrotter