Juan Manuel Rotter

A, B, C del Alto Rendimiento

Asumir la responsabilidad debe ser uno de los principales atributos de un líder y eso fue lo que menos escuchamos o leímos por parte de Kiril Todorov, presidente de la Federación Mexicana de Natación en la rueda de prensa para explicar la suspensión de dicha organización por parte de la Federación Internacional, de las actividades acuáticas. Qué diferente discurso al que tuvimos cuando se presentaron tanto el gobierno federal, como el estatal de Jalisco y la propia Federación juntos para pedir el Mundial, consolidando una estrategia de años en esa organización, como socios y principales aliados de la FINA, se estaba en el cielo en ese tiempo, todo era color de rosa. Hoy tocamos fondo, se rompieron las relaciones, se acabó el romance y la presencia internacional en los deportes acuáticos, tanto en organización de eventos en el país, como en la toma de decisiones se ha eliminado, con una deuda imposible de pagar para una Asociación Civil y con una sanción que si bien no impide a nuestros atletas el participar, sí lo hará en el orgullo de portar la bandera y colores nacionales; seamos claros, nos llevaron al infierno en lo que a gestión corresponde. Se habla que el contrato de FINA es 'leonino', pero parecería que el mismo se hubiera usado como base para los campeonatos nacionales en México en la relación Federación-Institutos del Deporte, o ya se nos olvidó que por ello Nuevo León y Jalisco cancelaron sus respectivos campeonatos hace poco más de un año.

Buscar evitar el pago de la deuda sin duda es una responsabilidad bien atendida y entendida por parte de la administración actual de Conade, directamente con la FINA y/o con los medios legales que tiene el deporte, que en este caso es el Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS), aún y cuando sea un error heredado de gestiones anteriores. Haberse presentado junto con la Federación y el titular del deporte en Jalisco me parece que es un espaldarazo de corresponsabilidad, para revertir lo más pronto posible el estado actual de las relaciones internacionales en los deportes acuáticos.

Conade, el COM y la propia FMN querrán que las medallas de clavados en Juegos Olímpicos, que seguramente habrá cuando menos una, sumen al país, así como los resultados de los representantes en deportes acuáticos, en específico nado sincronizado y natación (alberca y aguas abiertas), pues sería una pena que se quedaran fuera de la historia oficial de dicho evento, por ello creo que la victimización no cabe en este momento, será tiempo de usar las mejores habilidades de gestión para resolver el problema.

Facebook: rotterjm
twitter@jmrotter