Juan Manuel Rotter

A, B, C del Alto Rendimiento

Aun cuando estoy convencido que los clavados de México serán de nuevo un deporte protagonista y que dará medallas al país en los Juegos Olímpicos, principalmente por la calidad, experiencia y en muchos casos, madurez competitiva de gran parte de los atletas que asistirán, sumado al gran trabajo de sus entrenadores, veo como desafortunado que lo que se había logrado en los dos ciclos pasados, en esta ocasión no se repetirá; me refiero en específico a la fase final de la Serie Mundial de clavados, que por primera vez en muchos años no contará con una sede en México y que solía ser la última parada, que servía como despedida previa a los Juegos, dando una motivación que servía en la fase final competitiva y en el ritmo con el que se debe llegar al gran evento. Por supuesto, eso solo era un extra, la preparación deberá ser igual o mejor en todos los casos, pero era lo que ponía la cereza del pastel a nivel de gestión y que ahora se ha perdido, por lo conflictos directos con la Federación Internacional y la cancelación del Mundial de Natación que se tenía para Guadalajara en 2017, el cual ahora será en Budapest.

Buscar presencia en la toma de decisiones en los organismos internacionales suele ser una estrategia de todos los países, por lo menos los más desarrollados, para tener de primera mano la información generada en beneficio de su deporte, no solamente en la parte de gestión, también en el jueceo, sobre todo y de manera más relevante en los deportes de apreciación, como lo son gimnasia, clavados y taekwondo, donde México ha sobresalido, en los últimos dos. Desafortunadamente, para estos Olímpicos en Río de Janeiro, no habrá esa presencia en los clavados, haciendo evidente la falta de continuidad en el tema y dejando de manifiesto conflictos internos y externos en este rubro, así como lo ya mencionado en la relación con FINA.

Confío, aún con lo anterior, que en Río de Janeiro serán unos buenos Olímpicos en la especialidad de clavados, el constante crecimiento en la preparación y nivel de los atletas se verá reflejado con medallas, donde el reto será igualar o mejorar lo hecho en Londres, con dos platas y un bronce. ¿Ustedes qué piensan?

Facebook: rotterjm
twitter@jmrotter