Juan Manuel Rotter

A, B, C del Alto Rendimiento

Aplaudo la gestión hecha en los últimos años en el deporte de la Ciudad de México, en estrecha colaboración con la Conade a nivel federal y otras dependencias tanto locales como nacionales, así como de la iniciativa privada, para que cada vez se tengan más eventos del más alto prestigio deportivo, con marcas como la MLB, F1, Fórmula E, UFC, NBA, Campeonatos y Copas Mundiales de federaciones internacionales, eventos académicos, entre muchos otros, que proyectan a la ciudad como una sede ideal para sus respectivas organizaciones y sus habitantes podemos disfrutar en vivo y a todo color sus espectáculos. Además de lo anterior se están generando proyectos de desarrollo nuevos, como la Liga de Futbol Americano profesional, que iniciará con cuatro equipos, jugando en la capital del país y en el Estado de México, donde deseo y espero que se logre posicionar en el mediano y largo plazo, pues sin duda el futbol americano es un deporte muy practicado y además con una gran cantidad de seguidores, que hasta ahora de manera local se han mantenido hasta el nivel estudiantil universitario, sin llegar a ser profesional.

Bien por el equipo nacional de voleibol varonil, que sigue en la lucha por obtener el tan ansiado pase a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, al lograr el tercer lugar en el cuadrangular de en la zona de Norceca y ahora tendrá que jugar el repechaje. Este equipo, de la misma forma que el de baloncesto, ha logrado participaciones históricas recientes en Campeonatos Mundiales, después de años de ausencia, y de calificar a los Olímpicos sería la primera vez que lo hacen en un proceso de selección, pues su única participación fue en México 1968 y por el pase directo al ser anfitrión. Pienso que el voleibol tendría hasta más posibilidades de calificar que el baloncesto, por el sistema de competencia en sus respectivos repechajes; en el primero sería solo con el ganador en cuatro equipos, y el segundo van el primero de cada grupo, pero de un torneo con más equipos y más complejo.

Con el inicio del año también se perfila desde ya lo que será la versión modificada de la Olimpiada Nacional, el máximo evento multideportivo en el país para el desarrollo de niños y jóvenes en el deporte competitivo, y como principal modificación está la fecha de la final nacional, que pasa de abril y mayo al verano, así como cambios en categorías en ciertos deportes, sobre todo en las edades mayores, que han sido eliminadas, siendo las federaciones nacionales las que deban mantener el seguimiento a ese nivel. Soy de la idea que antes de cuestionar, debemos evaluar su resultado, pero soy consciente que existen dudas, sobre todo por la cantidad de años en los que se viene trabajando de una forma, al tiempo.

Facebook: rotterjm
twitter@jmrotter