Juan Manuel Rotter

A, B, C del Alto Rendimiento

¿Asociación Deportiva Mexicana de Baloncesto (Ademeba) o la Federación Mexicana de Basquetbol (FMB)? En lo personal me imaginaba que esta pregunta surgiría de nuevo después del éxito deportivo y en la realización del Preolímpico, que se llevó a cabo en el Palacio de los Deportes. Han sido ya muchos años en que el conocido como deporte ráfaga se ha mantenido sin una autoridad dentro del sistema deportivo federado y hoy, dos asociaciones civiles se disputan el derecho de ser la máxima instancia técnica en el país. Se supone que todo dependería de la Federación Internacional, quien debe dar su reconocimiento, ya que con ello haría más fácil a la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), poder dar su aval, sin embargo, ahora que la Ademeba al parecer cuenta ya con el respaldo internacional, la FMB vuelve a la batalla con el argumento de haber ganado su recurso legal. Lo cierto es que no abona nada bueno volver a estos temas, cuando se busca establecer una estrategia rumbo al repechaje olímpico, en un deporte que demostró con creces que tiene talento y audiencia para ser protagonista en cualquier escenario internacional.

Brillante actuación del tria-tlón nacional en el pasado Campeonato del Mundo que se llevó a cabo en Chicago, consolidando el gran resultado que se había logrado en los Juegos Panamericanos, con un cuarto lugar en la categoría élite de Crisanto Grajales, el campeón Panamericano y que ahora asegura su lugar para los próximos Juegos Olímpicos. Además, México fue tercero en el medallero general del evento, sumando en todas las categorías, lo cual se vuelve aún más relevante si tomamos en cuenta que nuestro país será la sede del próximo Campeonato Mundial en 2016, lo que augura excelentes expectativas si se continúa trabajando de la misma forma o incluso con mayor conciencia de que se puede ser un gran anfitrión, pero que además se puede ser un gran protagonista, aprovechando la motivación de representar a México en suelo nacional, el mejor conocido como factor casa.

Cómo no ser empático con la situación de los boxeadores, quienes están llevando a cabo actividades para fondear su participación en el próximo Campeonato Mundial, que además es selectivo a Juegos Olímpicos, entre ellas pedir dinero en la calle o en los camiones, además de peleas de exhibición, sin embargo, estoy en total desacuerdo de la forma, más aún cuando una federación debe saber gestionar sus recursos, sean de gobierno o privados, que garantice que sus atletas puedan participar en el máximo evento, sin distraer la atención a lo principal que son sus entrenamientos. Quiero imaginar que no pensaban que la Conade sería más rigurosa y apegada a sus reglas de operación (como siempre debió haber sido) y por ello sus estrategias de fondeo, más allá de buscar resolver el problema, son un mecanismo de presión ante el organismo rector del deporte.

Facebook: rotterjm
twitter@jmrotter