Juan Manuel Rotter

A, B, C del Alto Rendimiento

Abrieron participación los deportes acuáticos en los Juegos Panamericanos de Toronto, primero el polo acuático y luego con el nado sincronizado, dejando ver claramente el contraste que prevalece en la Federación Mexicana de Natación desde hace ya mucho tiempo y en donde los menos culpables son los atletas. En el polo acuático, en ambas ramas los equipos se han visto superados por amplio margen en por lo menos uno de sus partidos; las mujeres frente a una de las potencias mundiales, Estados Unidos, y los hombres por Brasil, que se alista para sus Juegos Olímpicos del próximo año, mostrando las carencias generadas por  la falta de apoyo, fogueo y seguimiento que deben existir para competir de tú a tú con ese tipo de rivales. Por el otro lado, el nado sincronizado mostró su gran crecimiento en el presente ciclo olímpico, superando dos posiciones en la rutina técnica con respecto a los pasados Juegos Panamericanos, quedando solo abajo del equipo de Canadá, con sólidas actuaciones, tanto en el dueto como por equipos; las mexicanas se han preparado intensamente, compitiendo en los mejores eventos que convoca a nivel mundial este deporte, siendo de hecho el país sede en dos ocasiones de uno de esos eventos, el Trofeo Mundial. Estoy convencido de que podrán mantener la posición en la rutina libre y que habrá medallas panamericanas en este deporte, mi reconocimiento al trabajo realizado.

Buscarán 23 oros como delegación para mantener al país entre los cinco primeros del medallero general, una meta que me parece realista, pues pensar que se le podrá ganar a Estados Unidos, principal potencia deportiva mundial, aun y cuando pueda mandar equipos B o C en algunos deportes, a Brasil, que se prepara para sus Juegos Olímpicos, Cuba, que aún con sus dificultades económicas, su modelo de desarrollo deportivo lo mantiene en la élite mundial, aunque en menor medida, y el anfitrión Canadá, al que se le ganó en Guadalajara, pero ahora tendrá las ventajas que México capitalizó hace cuatro años. El riesgo viene en el crecimiento de Colombia, aun así pienso que nuestros atletas podrán alcanzar más metales dorados.

Controvertido tema para empezar los Juegos Panamericanos el de los premios en dinero por medalla; sin embargo, debo decir que entiendo la postura de Conade, pues aun cuando la historia ha creado una obligación en ese sentido, lo cierto es que nunca se ha documentado en las reglas de operación del organismo, más allá de los premios en campeonatos mundiales y por tanto no hay etiquetado un recurso con esa finalidad. Pienso que este tipo de anuncios, se den o no los premios, deberían hacerse con mucha anticipación, pues es más fácil desmotivar ante la expectativa de obtenerlos y negarlos, que motivar una mejor actuación por que se ofrezcan a tan pocos días del inicio. 

 

Facebook: rotterjm

twitter@jmrotter