Juan Manuel Rotter

A, B, C del Alto Rendimiento

A solo dos días de que terminen los Juegos Centroamericanos, la lucha por el primer lugar en el medallero se ha vuelto más que interesante, México se mantuvo adelante durante los primeros ocho días de competencia y Cuba alcanzó a la delegación nacional, amenazando con que se iría adelante por un buen número de medallas; sin embargo, la pelea se mantiene muy cerrada y cualquiera de los dos países podrá ser finalmente el campeón de la justa regional. Cuba basa sus expectativas en el cierre con el atletismo, boxeo, remo y luchas; por el lado del equipo nacional la mayor suma se espera en los clavados. No obstante, hay deportes que seguirán aportando para que al final México pueda lograr el objetivo de ganar en casa a un país que ha dominado en las últimas décadas, será interesante el cierre para mañana.

Bien, por el Comité Organizador de los Juegos Centroamericanos, al final pienso que salió muy bien librado, por lo que he podido apreciar, aunque quizá no sea tan objetivo, pues he seguido los Juegos desde la perspectiva de los medios y lo que se transmite por televisión; sin embargo, también he preguntado a varios atletas, periodistas y directivos acerca de lo que se ha vivido en el estado de Veracruz y en general son más los comentarios positivos, pese a que en algunos aspectos existían grandes dudas. El clima ha sido un tema puntual, pero en ello poco o nada se puede hacer, más que llevar a cabo los ajustes necesarios de reprogramación sin afectar las salidas de las delegaciones, eso entiendo que se ha logrado. Faltan dos días y, por supuesto, la Clausura, en la que el titular de Odecabe deberá dar su veredicto final y si se podrían considerar estos Juegos como los mejor organizados de la historia, un aspecto en el que se ha insistido por parte del gobierno local y que es difícil opinar y afimar que así ha sido.

Confío en que todos los atletas con posibilidades de participar en los Juegos Panamericanos junto con sus entrenadores podrán hacer los ajustes necesarios a su programa para llegar en la mejor forma posible, ya que los Centroamericanos, por la fecha en que se han llevado a cabo, disminuyen el tiempo de trabajo, sobre todo con respecto a los países que no participan en la justa regional. En lugar de prepararse de nueve a 10 meses, el tiempo se reducirá a seis o siete, menos quizá, si consideramos el tiempo de calificación, pero esa será la preocupación menor si se logra la victoria, pues de ahí surge la estrategia de la fecha.

Facebook: rotterjm

twitter@jmrotter