Juan Manuel Rotter

A, B, C del Alto Rendimiento

Aplaudo que la Conade haya presentado sus expectativas de medallas para la delegación mexicana en los próximos Juegos Centroamericanos y del Caribe, pues en otras administraciones, dicha información se ha manejado herméticamente o simplemente no se entregaba, dejando como meta u objetivo simplemente mejorar lo hecho en alguna edición anterior. Con los números que se presentaron, de lograrse, México tendría oportunidad de quedar en lo más alto en el medallero, por encima de Cuba como principal rival, sin embargo, las medallas hay que ganarlas y en el deporte todo puede pasar, se pueden perder algunas que se consideraban seguras y ganarse algunas que ni se tenían contempladas. Lo cierto es que ahora con el conocimiento de lo esperado, se podrá dar un mejor seguimiento a la participación de los atletas nacionales, por lo menos por parte de los medios.

 

Brillarán los deportes acuáticos según lo que presenta la Conade en sus pronósticos, representando un alto porcentaje en la obtención de medallas. Me queda claro el dominio que hay con los clavados, sin embargo, no podemos dejar de considerar a Cuba con José Guerra como pieza fundamental, quien salió del retiro y ya le quito medallas a México en la pasada Serie Mundial de clavados. En la natación tengo más dudas, pues Colombia, Venezuela y Cuba han mostrado tener nadadores interesantes en justas internacionales y los mexicanos han carecido del fogueo necesario para enfrentar de la mejor manera el compromiso, aun así, habrá medallas y muchas, de eso no tengo duda.

 

Continuando con el tema de la natación, en la semana se generó una controversia entre la Federación Mexicana de la especialidad y los gobiernos de Jalisco y, en especial, el de Nuevo León, que al parecer declinaron firmar las exigencias de la máxima instancia técnica en los deportes acuáticos para con ello ser sede de los Campeonatos Nacionales Infantiles y Juveniles de natación, selectivos para la Olimpiada Nacional y de preselección a los Juegos Panamericanos. Si bien reconozco que considerar una garantía en efectivo como parte del clausulado en un convenio quizá no sea una mala idea, lo cierto es que se tiene que entender si los gobiernos están posibilitados legalmente a liberarla, además de que existen mecanismos de negociación para asegurar los objetivos a alcanzar. Lo cierto es que la federación se equivoca en la forma de nueva cuenta, cambiando la sede con muy poco tiempo de anticipación y con efectos que harán una competencia en desventaja para algunas entidades, por llevar un evento selectivo a la altura. 

 

Facebook: rotterjm

twitter@jmrotter