Juan Manuel Rotter

A, B, C del Alto Rendimiento

Ahora sí ya empiezan a sonar los posibles ganadores del Premio Nacional de Deportes y al Mérito Deportivo 2014, pues en casi todos los estados ya se han dado a conocer los ganadores. El jurado deberá decidir sobre 61 candidatos en las distintas categorías que serán reconocidas por el presidente Enrique Peña Nieto con una medalla, diploma y en algunas casos, un premio en efectivo. Siendo el segundo año del ciclo olímpico y teniendo los Juegos Centroamericanos como evento más importante para México en lo deportivo, pero fuera del tiempo para evaluar los resultados. Quienes tienen la responsabilidad de elegir a los ganadores tendrán que considerar los certámenes internacionales relevantes, entre los que destacan Campeonatos Mundiales, Copas del Mundo en un siguiente nivel, Juegos Olímpicos Juveniles y algunos otros que son de invitación, pero de menor importancia, siendo desde mi punto de vista ese el orden que podrían tomar en consideración.

 

Buscar un ganador al Mérito Deportivo es lo más complicado y en donde de manera personal me cuesta trabajo entender. ¿Quiénes son sujetos a este reconocimiento? Muchos de los que hoy son candidatos aún son atletas activos con excelentes resultados, sin embargo, la parte fundamental para definir dicho premio es la trayectoria. Creo que validar una trayectoria en proceso, solo en lo deportivo y no sumando la parte personal y profesional, aun después del retiro de la actividad formal competitiva en el más alto nivel, hace más compleja la competencia por recibir un reconocimiento tan importante.

 

Consciente de ello, para un servidor, el Mérito Deportivo basado en la trayectoria debe evaluarse con el historial deportivo personal del atleta, así como su desempeño como persona y profesionista en cualquier ámbito. Que el éxito en el deporte se pueda llevar a otras esferas de la vida e impacte en la sociedad, como un ejemplo de lo que el deporte puede enseñar más allá de las propias victorias. Este premio lo entiendo como un reconocimiento integral a nuestros campeones olímpicos y mundiales que han sabido trasladar ese éxito a su desempeño futuro, en fin. En caso contrario creo que solo sería duplicar reconocimientos por los logros actuales y poder ampliarlo a más personas. ¿Ustedes, qué
piensan? 

 

Facebook: rotterjm

twitter@jmrotter