Juan Manuel Rotter

A, B, C del Alto Rendimiento

A unos días de que terminen los Juegos Olímpicos Juveniles de Nanjing la delegación nacional ya cuenta con tres medallas, más las que se hayan acumulado la noche anterior, dos en el taekwondo y una en las pesas, resultado que augura por lo menos la posibilidad de igualar lo realizado en el 2010 en relación a las totales, pues en el color de la medalla, este año ha sido más productivo, debido a que fueron seis, una de plata y cinco de bronce, así que con las dos de plata hasta ahora, se puede considerar que habrá una mejor actuación, sumando además a los finalistas, aquellos atletas que se han terminado dentro de los ocho primeros lugares. En lo personal considero a estos Juegos Olímpicos como un parámetro de lo trabajado en categorías juveniles, en especial en los estados que más han invertido al proceso de desarrollo para el evento de la Olimpiada Nacional, de donde surgen todos los actuales representantes en Nanjing, así como poder evaluar y proyectar hacia la elite máxima, pues muchos de estos menores de edad, estarán ya calificados a los Juegos Centroamericanos de Veracruz para noviembre próximo y otros habrán de madurar un poco más despacio y ser proyecto a 2020. Lo cierto es que México cada vez pisa más firme los escenarios internacionales en materia de deporte y eso se debe también a que cada vez hay mayor inversión y apoyos de los gobiernos, sería un error no reconocer ese esfuerzo.

 

Brindar una competencia digna y demostrar que en México hay nivel y talento será desde mi punto de vista el objetivo para los equipos de conjunto que tendrán sus campeonatos mundiales en próximos días, me refiero al equipo de baloncesto varonil y los de voleibol en ambas ramas. Exigirles ser protagonistas es por mucho un error, ya que no ha sido una política pública apoyar estas disciplinas y a eso se le debe sumar los problemas extradeportivos y de gestión, que si bien no han acabado del todo, parecen ir encaminados en otro rumbo y eso puede ser capitalizado de manera positiva a un mediano plazo.

 

Cada vez están mas cerca los Juegos Centroamericanos y aún existe incertidumbre de si estará todo listo para recibir a los países participantes y hacer frente a la organización de la mejor manera, tanto en la infraestructura desarrollada como en la parte técnica, siendo esta última la que en lo personal menos me preocupa, pues entiendo que las federaciones nacionales han tenido presencia muy activa en el proceso. De verdad espero que ya no tenga contratiempos como el que se presentó con la Villa Deportiva. ¿Ustedes qué piensan?  

 

Facebook: rotterjm

twitter@jmrotter