Juan Manuel Rotter

A, B, C del Alto Rendimiento

A un día de que inicien los Juegos Olímpicos Juveniles en Nanjing, China, de manera oficial, tengo una buena corazonada de que los atletas mexicanos tendrán una destacada actuación. Lo anterior lo escribo porque en los últimos años se han conseguido una buena cantidad de preseas mundiales en categorías juveniles y nuestros atletas tienen mejores oportunidades y apoyos que lo que se tenía en el pasado, tanto por sus familiares, sus estados y el gobierno federal, algunos ya hasta cuentan con apoyo de la iniciativa privada. Hace cuatro años se llevó a cabo la primera edición y tuvimos buenos dividendos, ahora en la segunda estoy convencido que servirá como parámetro para evaluar lo que se ha hecho en el alto rendimiento desde las bases en el Sistema Nacional del Deporte, un programa de política pública al que se le ha invertido mucho dinero y que debe aportar resultados y proyectar cada vez más atletas hacia la elite de sus respectivas disciplinas. Las imágenes que nos llegan de los atletas, entrenadores y dirigentes son de su arribo a la Villa Deportiva, eso me da pie a mi segundo comentario.

 

Brindar una atención total es responsabilidad del Comité Organizador de unos Juegos Deportivos: hospedaje, alimentación, transporte y por supuesto, todo lo relacionado con la parte técnica y de competencia. Para Veracruz 2014 se ha tomado la decisión de hospedar en hoteles a los atletas participantes, así como a entrenadores, jueces y dirigentes, lo cual hará más compleja la logística y operación en todos los servicios, sumando un tema de control y seguridad. Algunos lo verán como ventaja, quizá por la comodidad que puede representar un hotel; sin embargo, se pierde la convivencia entre atletas de otros deportes y países, disminuye la capacidad para los visitantes, entre familiares y medios de comunicación, así como otros tantos aspectos fundamentales para el éxito de unos Juegos. La Villa Deportiva desde mi punto de vista es el corazón de un evento como lo serán los Juegos Centroamericanos y del Caribe, de verdad espero que puedan solventar el reto de la mejor manera y que no demerite el impacto que representa organizar un magno evento, sobre todo en la parte deportiva con los atletas, que son los verdaderos protagonistas y a quienes deben proteger para que tengan el mejor desempeño posible.

 

Con mal sabor de boca recuerdo el único de varios eventos deportivos en los que tuve la oportunidad de participar en el que no había Villa Deportiva, fue en la Universiada Mundial en Palma de Mallorca en 1997, espero que no les suceda a los atletas que participarán en Veracruz.  

 

Facebook: rotterjm

twitter@jmrotter