Juan Manuel Rotter

A, B, C del Alto Rendimiento

Anticiparse a cualquier eventualidad debiera ser labor de quienes manejan los hilos del deporte, lo anterior lo escribo debido a dos problemáticas en distintos deportes, mismas que trascendieron ayer en algunos medios y redes sociales. La primera tiene que ver con equipos nacionales de hockey en patines, que se disponían a viajar a Francia a su Campeonato Mundial Juvenil, pero errores administrativos de la Federación y de la Agencia contratada, evitaron que pudieran participar en el evento. La segunda tiene que ver con la natación, donde el Instituto del Deporte de Veracruz, estado propuesto como organizador del Campeonato Nacional y Selectivo para los Centroamericanos, emitió un boletín de prensa donde se abría la posibilidad de que el evento programado para dentro de 10 días, podría cambiar de fecha, sin que al momento se haya todavía emitido un comunicado oficial por parte la federación de la especialidad, organismo que finalmente es el principal responsable de llevar a cabo el evento, aun cuando si se hace mención de declaraciones propias del presidente, avalando la postura de la autoridad local en materia deportiva, lo anterior por que la instalación propuesta es la misma que albergará los Juegos Centroamericanos en las actividades acuáticas y se encuentra en proceso de remodelación y al parecer realizar el evento retrasará la obra, con efectos negativos para la justa regional.

Brindar las gestiones necesarias y con una debida planeación es la obligación de los dirigentes deportivos, ya que situaciones como las antes mencionadas afectan el trabajo serio que hacen entrenadores y atletas para obtener los resultados esperados en las competencias, además, por supuesto, de quienes han invertido en su desarrollo, padres de familia y las organizaciones que representan, sean clubes o institutos del deporte.

Considerar el cambio de fecha en el Selectivo de Natación sólo se entendería si ello pusiera en riesgo a los participantes por los trabajos de la obra misma y que además ésta pudiera retrasarse aún más y arriesgar el que esté lista para los Juegos Centroamericanos, que se entiende son la prioridad, sin embargo, no habría, desde mi punto de vista, justificación ya que demostraría falta de visión y planeación, de que lo anterior podría suceder y haber tomado las previsiones necesarias para llevarlo a cabo en otra sede. Confío en que se mantendrá la fecha y lugar, con ello sólo quedará el mal sabor de boca, la incertidumbre generada con las notas publicadas, pero no se afectará todo el trabajo realizado por los protagonistas de este deporte, los nadadores y sus entrenadores. ¿Ustedes, qué piensan? 

 

Facebook: rotterjm

twitter@jmrotter