Juan Manuel Rotter

A, B, C del Alto Rendimiento

Anticipar que se ganarán un ‘x’ número de medallas en los próximos Juegos Centroamericanos y del Caribe que se llevarán a cabo en Veracruz suele sonar aventurado y comprometedor para los propios deportistas. Es una práctica que no gusta a algunas autoridades, entrenadores y hasta algunos medios; sin embargo, si es llevado con un análisis a conciencia, basado en datos históricos y actuales del comportamiento y desarrollo deportivo de la región en las diferentes especialidades, aporta parámetros de toma de decisión para fortalecer los programas de trabajo, tanto en entrenamiento como en competencia. Finalmente se puede acertar o no, pero establecer un objetivo realista de acuerdo con datos, aporta necesariamente información para dar seguimiento puntual al proceso de desarrollo en el alto rendimiento. Lo irresponsable sería dar un número sin bases de análisis y estudio previo, tanto a nivel optimista, como pesimista, pues ello generaría rechazo inmediato de parte de quienes conocen la realidad de cada deporte y se generaría presión o desmotivación en los atletas.

Basado en lo anterior, aplaudo que la Federación Mexicana de Natación haga públicas sus aspiraciones para la justa regional, es claro el dominio en dos de las cinco especialidades que desarrollan, los clavados y el nado sincronizado; sin embargo, me preocupa la natación, incluidas las aguas abiertas y el polo acuático, especialidades que aún no cuentan con un proyecto formal de desarrollo rumbo al Mundial que se organizará en Guadalajara en 2017 y si éste existe, no es público o con el impacto de desarrollo que se requiere para dicho
compromiso.

Confío en la coordinación que se ha establecido entre los dos organismos más importantes para el desarrollo del alto rendimiento, la Conade y el Comité Olímpico Mexicano, ambos son los responsables directos para que México tenga más y mejores resultados en los eventos del ciclo olímpico y en campeonatos mundiales en todas las disciplinas; para ello, su trabajo con institutos del Deporte en los estados y las federaciones deportivas es fundamental. Hoy el país cuenta con recursos económicos adecuados para hacer la diferencia, si se mantiene el enfoque actual y se invierte de manera eficiente, estoy convencido que los entrenadores y atletas tendrán mejores oportunidades para llegar a la élite del deporte a nivel internacional, está en ellos aprovecharlas y en las autoridades asegurar la continuidad. ¿Ustedes, qué piensan? 

http://twitter.com/rotterjm

www.facebook.com/jmrotter