Juan Manuel Rotter

A, B, C del Alto Rendimiento

A unos cuantos días de que termine 2013 podemos decir que el deporte de alto rendimiento en el país ha mantenido su desarrollo paulatino y se alcanzaron logros importantes e históricos, rompiendo barreras y ciertos tabús propios de los mismos antecedentes nacionales. Si todavía hay alguien que siga creyendo que los mexicanos solo sirven para los deportes de resistencia y de combate, tendrán que volver a ver los videos de las medallas obtenidas por Luis Rivera en el salto largo como evento atlético y de Daniel Corral en la gimnasia artística, así como también considerar que hubo otros resultados que quedaron en finales, pero que acercan cada vez más a nuestros atletas a la élite en el deporte mundial. Hay mucho por hacer todavía en relación al seguimiento y la profesionalización de entrenadores, así como de las personas que trabajan en las ciencias aplicadas al deporte, colaboradores principales en el respaldo a los entrenadores y en la consecución de resultados para los atletas. El recurso seguirá fluyendo por parte de la Conade y los institutos del deporte, la pinza que hace falta es tener una mayor gestión por parte de los organismos deportivos para atraer otro tanto de parte de la iniciativa privada, ávida de apoyar, pero abiertamente desconfiada en los pocos proyectos que se presentan. Ahí es donde radica la verdadera oportunidad en los años por venir desde mi punto de vista.

Bien por Paola Longoria, quien ha decidido llevar más allá sus logros personales y deportivos, cumpliendo con el compromiso que conlleva estar como número uno del mundo, ahora dando el paso como promotora de torneos profesionales en el país, utilizando su imagen y nombre, que la posicionan como un ejemplo a seguir. Bajo la perspectiva que presenta Paola se puede percibir como sencillo que obtenga el apoyo de los gobiernos y por supuesto de los patrocinadores, ya que ven en su capacidad y personalidad el referente que nuestro deporte necesita. Hoy inicia un nuevo sueño y estoy seguro que tendrá un gran desenlace en relación a la participación, asistencia del público y en el resultado; mi reconocimiento a su trayectoria y capacidad para seguir sumando logros.

Capacitación académica y formal de parte de las universidades y organismos del deporte deberá ser el principal objetivo para el 2014. Es mi deseo que lo tomen en cuenta y que hagan lo necesario para implementar la más ambiciosa tarea en este sentido, es la garantía para avanzar aun más rápido, ¿para ustedes, cuál sería? 

http://twitter.com/rotterjm

www.facebook.com/jmrotter