Juan Manuel Rotter

A, B, C del Alto Rendimiento

Aprobó el Sistema Nacional del Deporte mantener los deportes de conjunto, así como el ajedrez, la charrería y el boliche en el programa de la Olimpiada Nacional para 2017, el evento multideportivo más importante a nivel nacional para el desarrollo del deporte competitivo. La decisión da certidumbre en el corto plazo a los programas que ya habían iniciado su proceso; sin embargo, parece poco probable que se mantenga de la misma forma para el 2018, a menos que mejoren las condiciones presupuestales de la Conade, al ser uno de los argumentos más fuertes para reducir la cantidad de deportes y de participantes para la edición de este año. Jalisco salió al quite y pondrá 50 millones de pesos para albergar los deportes de conjunto y también los que se mencionaban que saldrían del programa. Nuevo León será la sede principal, con el compromiso de asumir también una inversión de 70 millones de pesos para la organización, los que, sumados a la aportación del gobierno federal a través de la Conade, que será de 120 millones, se gastarán poco más de 210 millones, más los gastos de traslado y uniformes de las entidades participantes.

Bien valdría la pena mantener el trabajo continuo con los organismos que agrupa el Sistema Nacional del Deporte (Sinade) para definir desde ahora si para el 2018 habrá cambios en el programa de Olimpiada Nacional, trabajar las sedes para cerrar la administración actual, así como otras propuestas alternas, como podría ser el proyecto para el deporte estudiantil, que este año recibirá más apoyo por parte de la Conade y que es una transición natural de participación competitiva entre la Olimpiada Nacional, la Universiada y las ligas propuestas a nivel de educación superior.

Cambiando de tema, ayer se dieron a conocer las ciudades candidatas a los Juegos Olímpicos del 2024, siendo Los Ángeles, París y Budapest, las que entran a la fase final del proceso y que han podido entregar al Comité Olímpico Internacional sus propuestas, conforme lo marca el estatuto del propio organismo. Los Ángeles entra en competencia en un momento crítico por las nuevas políticas migratorias en Estados Unidos, que seguramente afectarán a su Comité Olímpico en el cabildeo por los votos necesarios para lograr la sede. París parece ser por el momento la candidatura más sólida; sin embargo, es interesante que Budapest entre a la contienda, ciudad que tiene un evento de clase mundial este año para los deportes acuáticos, el Campeonato Mundial. ¿A ustedes cuál les gusta?

Facebook: rotterjm · twitter@jmrotter