Juan Manuel Rotter

A, B, C del Alto Rendimiento

A la edad hay que respetarla, pero cuando ves lo que están haciendo los nadadores veteranos de Estados Unidos en su selectivo para Río de Janeiro se abre el debate de la longevidad que puede tener un atleta en este deporte; sin duda habrá en la selección una combinación de juventud con madurez, liderada por Michael Phelps, quien calificó a sus quintos Juegos Olímpicos con un programa un poco menos complejo de lo que vivimos en 2004, 2008 y 2012, pero aún con amplias posibilidades de sumar entre tres y seis medallas a la impresionante cuenta de 22 que ya tiene. Ryan Lochte es otro veterano multimedallista olímpico que hasta ayer solo había calificado para el relevo en 200 libre, quedando tercero en el evento donde ganó el oro en Londres, los 400 combinado individual, dándose de baja en los 200 dorso y apostando todo para el 200 combinado, donde hoy se espera que califique junto con Phelps. Quien más me llamó la atención es Anthony Ervin, ganador del oro en los Olímpicos de Sídney en 2000 hace 16 años y que ganó su calificación en el relevo 4x100 libre con 36 años y aún le queda la posibilidad de calificar en los 50. En la rama femenil la sorpresa es que Missy Franklin, la más destacada en Londres, apenas ha podido calificar en relevo, quedando fuera en los 100 dorso, donde ganó oro hace cuatro años, Katie Ledecky se perfila a ser la más destacada, logrando calificar en los eventos libres hasta ahora.

Bahamas es el lugar donde los mejores nadadores mexicanos están buscando como última oportunidad subirse al avión para Río de Janeiro y formar parte de la delegación mexicana. Esther González Medina impuso un nuevo récord absoluto en los 200 pecho con 2:27.77, marca que la lleva del lugar 80 al 68 del ranking mundial general y por debajo del 35 en el ranking olímpico, abriendo la posibilidad de ser calificada por la FINA; sin embargo, habremos de esperar si la Federación consigue que la jefatura de misión la avale. Su tiempo, para que se den una idea, la hubiera calificado a las semifinales del evento más difícil después de un Mundial o Juegos Olímpicos, el selectivo de Estados Unidos.

Campeonato nacional es el máximo evento para un deporte y solo puede ser convocado por la Federación Nacional respectiva, por tanto es donde se deberían presentar los mejores atletas del país; sin embargo, hace muchos años, más de los que tiene la presente administración, que en la natación, el evento denominado así para alberca de 50 metros o curso largo como se le conoce, prevalece el desinterés de los estados, entrenadores y los propios atletas, por múltiples razones. Este año se magnificó la situación por el cambio en la Olimpiada Nacional, pero me parece importante que la buena organización que parece ahora tener, se convierta también en el evento con el más alto nivel deportivo y los campeones nacionales sean realmente los mejores nadadores del país, no solo aquellos que pueden o quieren asistir. ¿Ustedes qué piensan?

Facebook: rotterjm
twitter@jmrotter