Juan Manuel Rotter

A, B, C del alto rendimiento

Ante líderes de opinión de los medios de comunicación el pasado viernes y también en una sesión extraordinaria del Sistema Nacional del Deporte (Sinade), la Conade presentó sus avances, así como las acciones concretas realizadas a un año del inicio de la administración. Debo reconocer que si bien es cierto que los temas son similares o los mismos en cuanto a las problemáticas en otros periodos, en esta ocasión sí veo avances en temas relevantes, en particular el que más me llama la atención es la profesionalización de las federaciones, donde ya hay algunas certificadas con el estándar básico para lograr un trabajo adecuado en el desarrollo de sus respectivas disciplinas. Sin duda, será un reto enorme regularizar a todas, aún y cuando el mecanismo de presión sea la obtención de los recursos que entrega el organismo para programas. Otro aspecto a destacar sin duda es tener un Sistema Nacional de Competencias, esto quiere decir que cada evento cumpla con un objetivo relacionado con el resto de certámenes, ya que en el presente, muchos eventos carecen de seguimiento y proyección adecuada para asegurar el proceso de desarrollo desde la perspectiva competitiva; espero con gusto que pronto se pueda presentar el mismo y que los alcances se magnifiquen ante lo que se tiene actualmente.

 

Brillar en Juegos Olímpicos de Invierno es algo muy difícil para atletas nacionales; sin embargo, hay que reconocer que calificar para éstos ya de por sí es un logro, lo anterior debido a los procesos selectivos de las federaciones internacionales, mismos que cada vez son más complejos, de la misma manera que en los Juegos de Verano. Lo cierto es que calificar a los 55 años es un logro en verdad destacable; además, conseguir una sexta participación en este tipo de justas, lo es aún más, mi reconocimiento a Hubertus von Hohenlohe, quien de no haber sido limitado por el Comité Olímpico Mexicano, estaría compitiendo en sus novenos Juegos.

 

Concebir el desarrollo del deporte sin la participación de la iniciativa privada o de promotores es de verdad un pensamiento retrógrada. Lo comento derivado de una invitación que tuve para una etapa de la Gira Frontour Mx que se llevó a cabo en las instalaciones del Campo Marte con los mejores frontenistas de México, España y del mundo, siendo que los nacionales juegan en el circuito a costa de ser vetados para eventos nacionales e internacionales por parte de su federación; las razones son principalmente de dinero, para variar. En lugar de alcanzar un acuerdo y consenso para trabajar coordinados para que se mantenga y crezca este deporte de tanto prestigio nacional en el escenario internacional. Espero que pronto cambie esa posición, México no debe en ningún deporte darse el lujo de perder atletas de alto rendimiento.   

 

http://twitter.com/rotterjm

www.facebook.com/jmrotter