Reseña

….volver a empezar

La vida es tan simpática y curiosa, o la hemos hecho así, que nos obliga a modificar el rumbo, nos presenta otra alternativa o exige dedicarnos a lo que no se tenía ni pensando. Es parte de la existencia estar inmersos en lo que no se había imaginado.

¿A qué viene esto? Seguros podemos estar todos que el Club Santos no tenía en su mente hace un mes, al “Chepo”. Hoy su realidad, es otra intriga, la nueva búsqueda de su verdad, la de ambos, porque tanto De la Torre como Santos han andado perdidos. Y esto es bueno, pues se necesitan mutuamente.

Aquí es conveniente definir qué necesitan.Varias cosas requieren pero me centraré en una: Confianza. Es el mayor motor de talento y de ahí brota el potencial a alcanzar.

Ejemplo: Zubeldía le quitó confianza (a la vista de todos) a Abella y a De Buen. Eso no se hace por nada del mundo. Prefirió sus caprichos que ayudar a mejorar.  

“Chepo” (si le ha aprendido algo al futbol) debe saber que la confianza es primordial. También, él mismo debe ganarse la confianza de los suyos. No traicionarlos o exigir lo que no sabe dar.Mañana contra Cruz Azul, aunque sea de visita y en la todavía capital del país, se presta graciosa y gratuitamente la ocasión para resurgir porque el rival cuenta las mismas penas. No importa ser visitante.

No se trata de menospreciar a Tomás Boy y sus condecorados. Es tema de rehacer el camino a costa de lo que sea.

Es volver a empezar en la fecha 6. Ni modo; así se presentó la ocasión para que las partes se conocieran y declararan su entusiasmo por la vida. La tarea no es complicada porque es Cruz Azul, aunque ellos crean lo mismo.

Los talentos deben ponerse, juntos, a funcionar colectivamente guiados por su creatividad, obedeciendo ciertas instrucciones nuevas o conocidas que “Chepo” pueda ofrecer. Obedecerse mutuamente es prioritario; hacerse caso, dejando a la imaginación e inventiva de cada jugador, incluyendo al rival, la manera de lograr la victoria.

Urge ganar, no hay duda, y la ocasión ofrece rendijas para ver la victoria. Esperemos que el nuevo entrenador muestre cierta congruencia respecto al anterior porque es tiempo de volver a empezar.