Reseña

Muy valioso triunfo

La exigencia para Santos era (todavía no termina) mayúscula. Ganar era vital y se enfrentó a Puebla que ya, ha hecho mucho en su casa; ganar 4 partidos seguidos. No era imposible para la franja pero sí, complicado, poder vencer por quinta ocasión.

El campeón se acordó de sus virtudes, no ha jugada mal en el torneo, superó al camote, no lo dejó hacer, puso en aprietos la portería rival generando muy interesantes opciones claras y manifiestas de gol, Agustín no tuvo trabajo y los urgentes tres puntos se vinieron a La Laguna.

Muy valioso el triunfo por todo lo que pude significar para aspirar a algo más decente porque sólo se avanzó un lugar en la tabla general debido a lo hundido que estaba.

La “taquilla de local se hace de visita”. Esta victoria forastera deberá representar mucho para la institución, para el nuevo entrenador y para que los jugadores vuelvan a creer en ellos mismos.

Impusieron condiciones en cancha ajena, y eso es para resaltar con honores.Las angustias para respirar con tranquilidad, deberán desaparecer, convencidos de que pueden hacer bien y mejor las cosas.

Si el gol del triunfo fue autogol, algo que pertenece a lo imponderable, antes y después de la anotación supieron crear no sólo peligro, sino la inmensa capacidad para meterla. Eso se aplaude, se felicita porque sirve de la mejor persuasión para volver a creer.

El torneo no es joven, es casi la mitad, y el incómodo lugar 17 parece que se regenera porque vencer a quien había estado no sólo invicto sino perfecto en su casa, es un aliciente diferente.Si el portero lagunero no tuvo trabajo, es señal del simple pero buen actuar del equipo verde.

Además, la claridad de las jugadas de gol que Santos fabricó, denotan la superioridad exhibida ayer.

Sostener este ritmo es lo ideal pero no fácil porque los vaivenes siguen jugando. Se ganó con autoridad y debió haber sido por mayor margen. Los imponderables ocurrieron a favor. Tal parece que Puebla no acudió a la cita.

Triunfo muy valioso, para replantear ideas, que da reposo pero exige más.