Reseña

El último campeonato del Santos

El nombre “Querétaro” representa mucho para La laguna. Contra tal equipo se tuvo en casa, partido de final en la “ida”, el marcador no sólo más escandaloso sino el más distante y sorpresivo en toda la historia del futbol mexicano en su condición de liguillas; y eso es digno de resaltar y asombrar. Para los laguneros, Querétaro significa felicidad, con admiración y respeto para tal institución.

Hoy es otra realidad, en apariencia, semejante al campeonato sin estar en la misma dimensión. La sagrada inspiración de aquel maravilloso 5 a 0 de la final, seguramente no la volveremos a ver en ninguna otra final, pero hoy sirve de recuerdo para regresarle al Santos la misma confianza que entregó durante varios lapsos del actual torneo, hasta la derrota con Atlas. El camino debe ser enderezado, y parece que el rival de hoy, se presta para la enmienda.

El último campeonato de Santos, de manera virtual, se vuelve a presentar esta noche. No se trata de menosprecio ni de arrogancia. Es referencia al nombre de la visita con la experiencia guardada, más la necesidad que tiene Santos de enmendar su rumbo en este preciso momento. Lo que Siboldi pretenda ordenar en cuanto a la alineación inicial debido a la obligada ausencia de Oswaldo, es el punto álgido de la contienda. Ahí se sabrá el derrotero.

Estar entre los tres primeros lugares, es trascendente. Es falsa la expresión de que “cualquiera puede ser campeón” porque el 74% de las veces, ha levantado el trofeo el equipo ubicado en los muy primeros lugares; y eso no es casualidad ni cosa del azar caprichoso. Por lo mismo, es muy importante, esperar a lo que hagan Toluca y Tigres, y luego ganarle a Querétaro, para aprovechar coyunturas posiblemente favorables. El recuerdo del último campeonato es motivo suficiente para empujar a la victoria.