Reseña

Los semifinalistas anteriores… no calificarán

Otra sorpresa en nuestro lindo futbol mexicano. Los 4 semifinalistas del torneo anterior (Clausura 15) han sido eliminados de la disputa del siguiente título, antes de terminar el actual torneo. Eso es maravilloso, novedoso, único, interesante y digno de una reflexión.

¿Fueron malos y llegaron a semifinales de pura suerte? ¿Es la señal inequívoca de que lo nuestro sigue siendo atractivo? ¿Las muestras palpables de la alta competitividad se exhiben con claridad? ¿Es una porquería lo que vemos cada semestre?Guadalajara, Pachuca, Querétaro y Santos fueron los 4 semifinalistas del torneo anterior.

Hoy, antes de jugarse la última jornada, ya no tienen opción de calificar en Apertura 15. Fueron los lugares 5, 6, 7 y 8, en abril pasado.

Por primera vez en la historia de los 38 torneos cortos, fueron semifinalistas esos números al derrocar a los primeros cuatro de la tabla general. Fue insólito, irrepetible. Hoy, los mismos semifinalistas rompen otra marca, porque no podrán calificar, siendo la primera vez que eso sucede.

Respectivamente son el lugar 12, 13, 11 y 17. Genial.Con este dato incómodo para la liga, real para el futbol, cual escoria, hay argumentos para afirmar que nuestro futbol es vil mugre, de ahí estas bruscas conductas. Prefiero quedarme con lo atractivo, con la alta competencia, con la paridad de presupuestos y capacidad contagiante de todas las instituciones.

Los que triunfaron a grado sumo en abril y mayo, hoy buscan refuerzos donde sea, aprovechando el “buen fin”, de preferencia baratos.Bienvenidos los que el semestre pasado no estuvieron en la liguilla y que ahora aparecerán.

León ya está seguro; Jaguares más Puebla deberán estarlo. En espera: Morelia, Veracruz y Monterrey. Habrá 5 modificaciones de una liguilla a otra, cinco nuevos que entran, lo cual siempre se aplaude porque genera frescura, novedad e ilusiones distintas. Atlas, Chivas, Pachuca, Querétaro y Santos no hicieron méritos para estar en las fiestas navideñas.

Esto es grandioso. Verlo de otra forma, también es válido.