Reseña

“La semana puede ser santa”

Ganar tres partidos seguidos es complicado, y más teniéndolos en casa, aunque parezca contradictorio.

Es la condición y posibilidad para el Santos aunque el rival se llame Monterrey. Obvio, es necesario tener en cuenta al oponente, pero el aliento renovador que ostenta Santos, podrá certificar que la semana pueda ser santa, aunque en realidad lo sea.

Monterrey tiene talento pero se le olvida sacarlo de su armario cuando sale de viaje. Como visitante le ha ganado a Puebla; y nada más. ¿Quién es Puebla hoy? El último lugar.

Con eso basta para reubicar y entender al Monterrey, sin despreciarlo. Además perdió en el Azteca y en Tijuana. Empató en Cruz Azul y Necaxa. ¿Conclusión? La semana puede ser santa.

No se trata de echar falsas campanas al aire pero si “Chepo” es inteligente (y me permito cuestionarlo) debe repetir con Diego de Buen en el medio campo defensivo. Los nombres de los Rayados son tan comunes como corrientes.

Hoy, Tavares no le pide nada a nadie; ni De Buen a Molina; y así sucesivamente. De tú a tú con la ventaja de ser casa, los laguneros deben encarar el compromiso de esta noche.

Los puntos perdidos con tanto empate donde debió haber ganado al menos dos partidos, se pueden recuperar, no sólo por ilusión engañosa, sino porque los verdes están jugando bien, sin importar la marca de enfrente; sólo esperando congruencia lagunera. Con juicio sano y ubicado, la victoria nocturna se puede atraer para hacer santa la semana.