Reseña

La realidad y lo superficial

A los 44 segundos del partido contra Toluca, a Diego (el argentino) le quitaron la pelota fácilmente, y casi  ni cuenta se dio. Después, con el avanzar del partido, él robó un balón que terminó entregando mal.

¿De qué sirve quitarle la pelota al oponente si no hay capacidad para realizar algo digno con ella? Es el colmo de la burla. El otro Diego (mexicano) robó 7 balones durante el juego, hizo un gran tiro a gol que debió entrar, pero Talavera, cual su costumbre, se lució.

Cada vez entiendo menos, cada vez comprendo mejor, y cada vez lo superficial del Club Santos rebasa las realidades de la existencia.

El equipo lagunero sobrevive a lo que va sucediendo en el camino. Gracias a dos jugadores profesionales laguneros egresados de Cesifut, actuando con Atlas, y anotadores ante Tigres antier en el Volcán, gracias a eso, Tigres no supera a Santos en la tabla general.

Lo real no es superficial.Es sólo un disfraz, bonito, todavía querido, entusiasmador de la existencia de muchos, pero falto de recursos profundos para determinar su esencia. Con muchos accidentes encima, sigue en zona de calificación, y mañana, en complicada encomienda, hará el intento de acceder a otra final en su historia.

El misterio del Club Santos es idéntico al misterio de la vida, aunque parezca hasta irrespetuoso. Con nuevos ojos, viendo la verdadera realidad, desertando de lo superficial, erradicando lo falso (DG por ejemplo) se podrán realizar mejores cosas.El ser humano es hijo de la ciencia y de la razón, sin embargo, se encuentra huérfano de sabiduría.

Así está el Santos, y no es albur ni tampoco es deseo pernicioso. Conoce realmente lo que debe hacer, es sabio, pero ejecuta lo contrario, a pesar de permanecer con vida entre los primeros 8 de la tabla general.

La verdad de su lugar, ha sido rebasada; lo peor es que hacia el interior, no existe la sabiduría necesaria para enmendar. Tengo serias dudas para saber la verdad; si Santos es realidad o es superficial.