Reseña

Lo primero ya se hizo

Para Santos era primordial ganar anoche, y lo hizo, como haya sido. Lo primero se obtuvo, y ahora esperar el duelo de hoy entre Peñarol y Arsenal para (en dado caso que los uruguayos no ganen) poder confirmar aritméticamente que el club lagunero está en octavos de final de La Libertadores. De ser esto así, confirmándolo hasta mañana, el mérito comarcano destaca. Ya quisiera el León poder tener esta misma situación, aunque en la pelea está.
El gran triunfo en Montevideo ofreció las condiciones para hacernos suponer que el grupo estaba fácil; pero nada más engañoso que eso. Parece sencillo, está simple, pero el panorama se abrió y se alejó de toda complejidad gracias a haber ganado en Uruguay. No sería lo mismo de no haberse dado tan sonoro triunfo. Mientras, la espera hay que guardarla con sigilo para poder asegurar la siguiente fase.
 En caso de que hoy gane Peñarol, la encomienda se reduce a tres equipos, con ventaja lagunera pero con el riesgo de perderla porque precisamente sus siguientes y últimos rivales serían sus perseguidores. El triunfo de anoche encumbra, es de nobles, presenta un rostro distinto al futbol internacional, no por el venezolano rival, sino porque la competencia parece ser sólo muy de ellos, los sudamericanos, sin embargo, nuestro futbol apuntalado con extranjeros, vuelve a tomar su prestigio ante sus ojos.
 Santos abrió el marcador anoche al minuto 13 pero ya merecía uno desde antes. Se esmeró, siguió jugando al riesgo con un arsenal ofensivo que en más de las ocasiones no era detenido por el rival, sino que su rapidez le genera imprecisiones y no exactitudes al avanzar. Se contagiaban todos en su accionar, el espectáculo estaba en el menú, garantizado como se presume que garantizada está la calificación, pero mientras los números no cuadren, no se puede afirmar. Lo primero ya se hizo, y con creces, por lo cual se les felicita.