Reseña

¿Es prematuro exigir el triunfo al Santos?

Santos ha seguido jugando bien como todo el torneo pasado pero tantos empates, incluyendo los dos de ahora, ameritan una reflexión diferente. Existe la duda si es prematuro o ya es el momento de exigirle una victoria. El rival (Morelia) también lleva dos empates y es la casa. Aquí se intersectan intereses y búsquedas de triunfo.


En apariencia, Santos acude al partido de esta noche en desventaja por el tema del “Chatón” como defensa central. Esta es la primera tarea a resolver. Se puede suponer que la congruencia llegará al cerebro bien ubicado del “Chepo”. Actuará con dos contenciones, y de ahí en adelante, lo demás será arriesgar, jugar a la aventura, provocarle temor a los michoacanos, nunca debilitarse.


Los famosos tres delanteros (las tres “J”) ya no aparecen. Por condiciones no controladas, específicamente las lesiones, y en especial la de Izquierdoz, todo se ha tenido que modificar. Aunque parezca mentira, la ausencia prolongada del capitán, defensa central, está provocando dos cambios sustanciales de estrategia: dos contenciones y sólo dos delanteros.


A esto debe irse acostumbrando el “nuevo” Santos y su afición. Y aquí se agranda la duda de poder ganar hoy de visita. No hay excusa para saber competir con dignidad pero tantos empates, que es la otra forma de apreciar la realidad, es una barrera mental que se podrá convertir en trauma. Se le desea la victoria al Santos pero los “Monarcas” aspiran exactamente a lo mismo.