Reseña

A pesar de 9 empates, Santos merece calificar

Las distintas aficiones del país que tienen simpatía con determinados colores, tendrán sus argumentos para afirmar que su respectivo equipo merece calificar en el actual torneo. Los que admiran a Tigres, por el plantel que tiene, por el repunte y por ser el campeón vigente, confían en que sus amarillos estarán en postemporada.

Algo de razón abrigan.

No la tienen fácil pero su potencial da suficiente confianza para verlos defender su título. No podemos dudar de que Toluca, Chivas, Monterrey, Tijuana y América (en el orden que sea) van a calificar, o lo deben hacer. Entonces, quedarán 3 lugares. Aquí aparece la duda graciosa para suponer que el sexto lugar, Santos con 21 puntos, pueda acceder a los lugares de honor. Lo merece porque ha jugado muy bien y ha superado a sus rivales casi siempre.

Los laguneros tienen dos enfrentamientos contra equipos directamente involucrados en la refriega (América y Toluca) y eso hace más atractivo el reto. Los bellos goles que Santos ha anotado en el actual torneo, más las actuaciones ofrecidas, sin importar que haya ganado o no, dan suficiente sustento para acreditarles un boleto merecido en la liguilla.

No se trata de subjetivismo mal concebido. Es tema mucho más serio. Su único partido perdido (Pumas) lo debieron haber ganado; y varios de los empatados, igualmente debieron haber sido suyos, como contra Atlas. Repasando la conducta del Santos de todo el torneo, sus comportamientos lo avalan para estar en la liguilla porque juega bien, agrada, aunque lleve 9 empates.