Reseña

Dos partidos seguidos de visita

Es alentador el hecho de que toda la comunidad lagunera ya esté inmersa en la problemática que vive el Club Santos. Es elocuente saber cobrar conciencia. Jugadores, afición, prensa, institución, cuerpo técnico, todos ocupados, cada quien en su dimensión y posibilidades, en ayudar.

Esto es maravilloso. La palabra descenso (a la cual se le teme de más) debe saber emplearse antes de que materialmente ocurra.

¿De qué sirve prever el descenso cuando el equipo haya descendido?Como aviso inoportuno porque los actos sucederán, el calendario de Santos le indica molestia, riesgo y oportunidad.

Va a Querétaro mañana, habrá receso para todos, y luego visitará Pachuca. Esto, tradicionalmente es molesto. La peligrosidad de “visitar” implica mayor atención. El entrenador deberá hacer sus ajustes convenientes para modificar los resultados.

Lo que no ha funcionado debe ser cambiado.Es necesario poner en valor lo que se tiene. Hoy, o después de los encuentros contra Querétaro y Pachuca, no se decretará al descendido. Si a esto se quieren referir, pues no es momento de hablar de descenso; lo admito. Sólo que es necesario recordar con inteligencia, sin pasiones desviadas, que al descenso se llega después de sumar los puntos de 6 torneos, no los de un mes.

Entonces, pongamos valor al presente, a lo que sucede cada semana, sin que la cuchilla la hayan activado.

¿Acaso los 8 puntos actuales, después de once fechas, a alguien le generan confianza como para ignorar el descenso? A toda persona con cerebro sensato le deben brincar estos datos. Esto no requiere un esfuerzo de adaptación a algo.

Este tema es ríspido y urge inmediata atención la cual significaría obtener 3 puntos de los seis que de visita seguida se van a disputar. Vamos, hasta con dos empates nos podremos dar por bien servidos. Pero, haciendo modificaciones inteligentes, no torpes como las del pasado domingo.