Reseña

Que no los parta un “rayo”

Puede ser tema del descenso aunque pareciera incómodo o hasta trágico. Es asunto de conciencia organizacional. Necaxa ya ganó de visita, Santos no, y tal triunfo rojo le significó llegar al 1.0000 en su cociente, dando señales de empezar a competir con dignidad de cara a su misión salvífica.

El encuentro de mañana en Aguascalientes es (ya en serio para “Chepo”) el termómetro de qué piensa hacer con los jugadores que tiene.

Hasta el empate, en función del no descenso de mayo 2017, se vería bien, no así en aras a intentar despertar en el actual torneo.Así de simple es la situación y también así de novedosa.

El entrenador actual parece tener ideas muy fijas y poco cambiantes o es un extraordinario obediente. Si no alcanza a percibir que Rodríguez debe ser acompañado al frente por otro punta, le respeto su fina postura pero será terquedad perjudicial para las urgencias de Santos.

¿Acaso no se percataría que el gol contra León fue en asociación con Bravo? Este es un primer punto; faltan más.

Los refuerzos de este verano, no lo son. ¿Qué se requiere para detectar eso? ¿Que mañana los parta un “rayo” para entender? Seguir regalando titularidades es dañar al Santos. Ignorar a Diego de Buen es criminal. El examen minucioso de la “era Chepo” ya debe hacerse este domingo. La ley porcentual no espera y lo corto de los torneos, menos. La gente, junto con el equipo, se prendió gracias a la victoria ante los de Guanajuato, hecho que se admira y aplaude.

Se festejó como campeonato. Pero las dichas exigen sensatez. Pareciera no preciso pero será necesario exigir más porque las penurias apremian.Necaxa es rival directo para no descender en Mayo del 2017. Entendamos esto con suma claridad.

Es triste tener que tocar este asunto pero es más importante la divisa y su valor, que esconder dolosamente la realidad. El que no pretenda encarar este puntiagudo tema, delata su ignorancia y asoma su cobardía.

Estar interesado en el Santos es saber contemplar todo, las alegrías y triunfos, junto con sus riesgos y debilidades. No expongan a la institución a que la parta un “rayo”.