Reseña

¿ En qué momento sucedió ?

El lunes primero de junio del 2015 se llevó a cabo el contagiante desfile por el quinto campeonato de Santos. Hace 17 meses se vivían días de enorme regocijo. Hoy todo parece desolación. ¿En qué momento sucedió? ¿En qué momento apareció esta debacle? Hay responsables; o si acaso ya se fueron, habría que preguntar si su salida obedeció a principios básicos de trabajo y de éxito.

Afortunadamente hay varios equipos inmersos en la misma incomodidad, la trifulca del descenso. Tenemos que apuntar esto como consuelo del que está en desgracia, aunque sea poca cosa, que lo es.

No importa. Es necesario ver la luz por la rendija oculta. Los demás también ayudan a la causa pero no hay que dejarles todo el trabajo a ellos. En casa hay que barrer, trapear, sacudir, limpiar la cochera. Esto le urge al Santos que lo haga.Nos fuimos dando cuenta poco a poco de que esto ya avisaba y que podía estar presente. Llegó.

El caso omiso fue parte de la repugnancia al tema porque (obvio) siempre será molesto tratar temas que incomodan y que reflejan ineficiencia. Esto no asusta. Lo que puede ser peor es seguir haciendo y diciendo lo mismo después de que nadie atina a saber en qué momento y cuándo sucedió.

No nos dimos cuenta. Avisados estábamos. Nadie lo puede negar.Acaban de informarnos que el actual entrenador, seguirá. ¿Haciendo lo mismo o le veremos algo distinto? Y apunto esto porque volvió a aparecer Rabello de titular.

¿Para eso lo ratificaron? He aquí un claro ejemplo de que no sabe distinguir entre el bien y el mal, entre estar avisado para rescatar la situación o descender. “Chepo” no estaba enterado cuándo sucedió. Menos sabe cómo hacerle.