Reseña

La misma necesidad que ya es necedad

Ir al mundial de Rusia parece necesidad, obligación, simple requisito, un viaje ridículo o necedad para hacer lo mismo de otras veces, con un techo muy bajo. Si la historia se ha repetido varias veces, desde 1994 en Estados Unidos hasta Brasil 2014, equivalente a 20 años con 5 mundiales, volver a recorrer el telón para intentar ver algo muy diferente, para imaginar algo novedoso, resulta complicado.

Nuestro país tiene maravillosas y ricas costas, apreciadas por todo el mundo. Costa Rica podrá ser la extraña similitud para ir amarrando un viaje a otro mundial. Si la historia no la han modificado o si los datos de antes, no han sido trastocados por otras visiones y verdades, sería para hacer exactamente lo mismo. No llegar a Cuartos de Final, no acceder al quinto frustrado partido. ¿Esto es necesidad o ya es necedad?

Enfrentar esta noche a los “ticos” debe obligarnos a recordar lo que no se ha podido superar en los mundiales, y ellos ya lo consiguieron. Nos debería dar pena (semejante, igual o peor a los del “jersey” de Brady) no superar a Costa Rica en logros en cuanto a qué instancias se ha llegado en un mundial. Ver directo a la cara a los costarricenses, esta noche, puede servir para preguntarles cómo se le hace. ¿Se atreverán?

Cuernavaca, la altura, los lesionados, los extranjeros mexicanos, los no convocados que juegan en nuestro país, incluyendo a Diego Lainez que aunque parezca prohibido es mucho mejor jugador que casi todos los ofensivos que militan en el tricolor. Todo ello se está convirtiendo en pecado. Se desea el triunfo esta noche, aunque a futuro se termine en la misma necedad.