Reseña

La mediocridad del Puebla

Si la semana pasada se atrevieron a lanzar 10 preguntas respecto al tema naturalizados, hoy se expone sólo una pregunta. ¿Será Santos capaz de ganarle al Puebla? Un dato trágico es la clave para responder con dignidad. Puebla es el único equipo del país que en los anteriores 8 torneos cortos no ha calificado en ninguno. Esto muestra la mediocridad del Puebla. Y a un equipo mediocre, pues hay que ganarle. No hay excusas para no ver la victoria lagunera esta noche.
La categoría del Puebla, históricamente es mediocre. Si preguntamos vamos, con la distancia guardada a las sorpresas que cada partido ofrece, es necesario plantear ya no sólo un objetivo, sino una exigencia para hoy. Santos debe ganarle a quien ha ofrecido mediocridad a lo largo de 8 consecutivos torneos. Cuatro años seguidos sin calificar, es claro sinónimo de penurias por más esmeros que pueda traer Romano a quien le sabría sabroso no perder aquí.
Es el momento de quien realizó las preguntas para que tenga respuestas convincentes sobre su equipo y la mejoría que cada jugador en lo individual debe ofrecer. El que saca la cabeza se expone a que se la corten. Ya asomaron sus inquietudes sobre temas nacionales. Pues bien; ahora, a ganarle al humilde y mediocre Puebla. Y todos contentos. No hacerlo, será clara señal de una charlatanería ociosa que desilusionaría a muchos y echaría por tierra todos los esfuerzos conmovedores de la publicidad institucional.
La oferta, algunas veces se parece a la demanda. Vociferar sobre temas no propios, obliga rápido a ofrecer resultados inmediatos. ¿Acaso no sabían eso? La grata presencia del Puebla es la mejor ocasión para triunfar, cerrar un poco la boca, cambiarle al tema, voltear la página y dedicarse a lo suyo. No ganarle al Puebla es la debacle incipiente de algo que apuntaría para ser fatalista. Los refuerzos más los ya existentes están obligados con su entrenador. Las tareas urgentes se cumplen en cualquier actividad. Santos no es la excepción; sobre todo porque recibe al mediocre Puebla.