Reseña

No llegar tarde al futuro

Segunda advertencia, segunda. El mal comienzo de Santos es para pensar en serio. El macro ciclo ya empezó pero no arranca; y eso es peligroso. Aprendí una vez de un señor de edad, mecánico automotriz, la siguiente expresión: “Los fierros, hablan”. Las partes de un carro o camión, van haciendo ruido cuando están por descomponerse, o de plano ya no sirven. Así está el actual Santos. Empieza a hacer ruido, mucho ruido, no puede ni empatar; ausencia de puntos.No llegar tarde al futuro, significa adelantarse a lo que algún día podrá suceder. La tabla porcentual es ingrata, canija, y es necesario verla desde lejos, cercana y a futuro, porque ya empieza a avisar. Pedro poco sabe de reingeniería grupal, menos de reingeniería humana o futbolística. Le han dado y regalado todo el poder para hundir al equipo. Es advertencia, es la segunda advertencia. Escoger jugadores distintos, significativos y de calidad, aunque baratos, no es cualidad del lusitano.Exhorto al Club Santos a que haga un examen de conciencia sincero y a fondo, sin auto engaños, porque esto que ya iniciaron, aun no arranca. He aquí lo peligroso. Acaba de expresar el portugués que hay tres tipos de instituciones: las compradoras, vendedoras y formadoras, y que ellos están entre las dos últimas, con el argumento falso, de que tienen el mismo dinero. Tan mentira es, que de dos años para acá, ya sin el manto protector del Grupo Modelo, tuvieron que pensar más en vender que en comprar. ¿Por qué? Porque no hay el mismo dinero.Para hacer reingeniería se necesita inteligencia, y Pedro no la tiene. Ejemplo: Diego González no es un generador significativo, no aportará diferencia. Y para estar entre los primeros 6 de la tabla, se necesitan, al menos, 3 jugadores diferentes para bien. Y así le podemos seguir. El torneo ha iniciado muy complicado. Podrán solicitar no desesperación, pero también se requiere atractivo talento con capacidades destacadas, y este equipo no las tiene. Pedro, menos. Deseo que Santos no llegue tarde al futuro, el cual ya empezó.