Reseña

¿Ya están listos?

El ser humano es esclavo de muchas cosas, sin darse cuenta. El entrenador de Santos es de amplia retórica, educado en su discurso pero poco persuasivo. La afición no le cree, o muy pocos le creen. Antes del juego contra Veracruz dijo, que el equipo estaba listo. Esta afirmación lo ha vuelto a convertir en esclavo de sus palabras y da pie a preguntar: ¿Ya están listos? Porque la derrota de hace una semana y sobre todo la mala actuación, indican que no estaban listos.Mañana es en la capital del país, en la incómoda altura, contra un equipo que ya ganó de visita y su marca le impone volver a triunfar porque su azul cruz le ha resultado muy pesada de tiempo atrás. Nadie está total y perfectamente listo para una competencia deportiva porque la mejora continua exigirá más. He aquí la falsedad de Pedro o al menos su acto de distorsionar una realidad. ¿Ya están listos, o tenemos que esperar más declaraciones conmovedoras para entender el nuevo macro ciclo?El beneficio de la duda se ofrece porque en la derrota sufrida no estaba todo el plantel completo. En la Ciudad de México parece que podrá aparecer quien sea. Se espera que no acudan a la ilógica, como es mandar al campo y de contención a Calderón. Es ahí donde lo parlanchín le brota al entrenador cuando afirmó que ya estaban listos. Inventarle puestos y funciones a cualquier jugador es traicionar a la institución y a la afición. Los caprichos propios de la vanidad y de la falta de democracia, con liderazgos nuevos pero podridos, podrán llevar al fracaso al actual Santos.Cada partido es diferente y hay que jugarlo. Lo importante a evaluar después del juego (haciendo a un lado el resultado final) es la alineación inicial, los cambios y la actuación. Rivas no debe estar por encima de Salinas, Molina y Cevallos. Ver lo contrario, es hipocresía, a la cual tiende mucho el lusitano. Sin desesperarnos, será necesario comprender que visitar a Cruz Azul no es sencillo. Por lo mismo se pregunta: ¿Ya están listos?