Reseña

La “ liguilla ” del Santos

Podrá parecer indebido el título de este escrito o hasta de burla. No pretende eso. Simplemente es necesario ver las posibilidades positivas a la actual situación del Santos. De cuatro partidos que faltan en este torneo, dos son contra Atlas y Chiapas, en casa y ellos son rivales directos de Santos en la incómoda porcentual del 2017 y del 2018.

Aquí cabe el término de “la liguilla del Santos”.Es necesario aclarar el entorno para entender la idea. Ganarle, sí o sí, a rojinegros y chiapanecos (a los dos) es más que vital, desde ahora, aunque parezca mentira. Comprender esto, genera un compromiso por parte de los jugadores.

Es la liguilla de Santos, es lo que queda por exigirles y por rescatar, no es salvar el torneo, es sólo poner algo de distancia importando lo que siga aconteciendo.La idea puede sonar pobre, sin efectividad pero el presente reclama reconstrucción con paciencia y comprensión.

De la noche a la mañana, Santos no va a levantar. Es urgente apoyarlo mucho en estos dos juegos porque es su liguilla. La liguilla formal será de otros. Cada quien se divierte con lo suyo o tiene su propia pena o su propio regocijo. Ganar para poder pensar con frialdad en la conversión de un equipo que con la inclusión titular de algunos, no ha levantado. Hay que cambiar algo.

La gente se siente burlada al seguir viendo en el campo a quienes no rinden. He aquí el mal. La afición desea creer y apoyar pero si el entrenador o quien sea, no modifica sustancialmente, imposible poder lograr mejores resultados.

Por eso, la idea a corto plazo es una simple meta: ganarle a Atlas y a Jaguares. Hacer de esto una “liguilla en casa” para tener la energía y confianza de seguir luchando después, contra algo que se avecina y será complicado.