Reseña

El líder debe darse a respetar

Después de lo vivido, gozado y sufrido, después de lo sucedido y de lo que es, el líder general a la fecha 10, sin importar los eventos de ayer o antier, debe darse a respetar de aquí en adelante. Santos trae un motor con pasión, y tiene la obligación de imponer sus virtudes contra el que sea.

Mañana lunes, no se permitirá decir o escribir “esto he sido y se ha ido”.

La calidad del actual plantel, otorga réditos suficientes para verlo mejor posicionado porque no hay duda de su gran momento. Oyendo a otros, visualizando comentarios, evaluando actuaciones y poniendo en paralelo lo que cada equipo ofrece hasta la fecha, un aviso aventurado es (dándole la contra al país) que Santos tiene todos los argumentos para aspirar al título el próximo mes de mayo.

No se trata de echar campanas al vuelo. Se pretende exponer que cuando algo está bien alineado, los frutos se perciben. Monterrey “es un ido” pero puede regresar. El líder no debe prestarse a esta épica situación.

Mientras más rápido se puedan alejar de alguien que todavía “raya” como importante, es más conveniente.

No hay mejor energético que ser el número uno y ello solicita más aplicación, humildad y convicción.

La afición lagunera, hoy contenta y entregada, podrá regresarle al equipo las satisfacciones ya vividas porque posee la suficiente cultura para saber apreciar y distinguir entre los malos momentos y el regreso de los buenos episodios. Por tal motivo, el líder debe saber darse a respetar hoy.