Reseña

El lenguaje del alma

En la ceremonia de los himnos antes del partido Brasil contra Holanda, por el tercer lugar, una de las niñas que acompañaba a un jugador brasileño, entonaba su himno con tanta pasión y tristeza a la vez, que conmovía. Se le notaba entregada pero acongojada por la goliza recibida por el campeón. Esa escena, exhibía los sonidos y el lenguaje del alma, porque el espíritu de la pequeña le gritaba al mundo lo que pasaba en su interior. La impotencia de Brasil contagió a los suyos.Si este lenguaje del alma lo transportamos a nuestra Liga Mx, mucho debemos aprender y modificar. ¿Qué lecciones nos deja a todos, incluyendo al Santos, lo que el mundial nos ofreció? Cada quien puede empezar por donde más le convenga. El futbol sólo requiere congruencia, decencia, humildad, disciplina.  Si alguien piensa en estrategia, ésta se ubica después de muchos conceptos básicos. Nunca el entrenador por encima de la inspiración y creatividad de los jugadores.Las aficiones de los distintos clubes, tienen derecho a querer a su equipo a su manera. El alma tiene su propio idioma al mostrar cercanía con el equipo amado. Si Santos ha llegado a semifinales en los anteriores 3 torneos, es señal de grandeza, gracias a las virtudes destacadas de los jugadores, no por la estrategia usada porque ésta, apesta, cuando de un partido a otro, la retórica se modifica diametralmente. Parece que Santos podrá ofrecer un torneo atractivo aunque vaya a tener un partido menos en casa.Todo va a depender de los sonidos del alma, de la inspiración de cada jugador en el momento preciso, apoyado en sus capacidades. El entrenador es responsable de no estorbar, diseñar entrenamientos adecuados, elegir la alineación inicial congruente, y decidir los cambios oportunos para hacer mejorar la situación. Lo demás, son habladurías que esconden la verdad. Sin engaños ni falsas posturas, se manifiesta el verdadero lenguaje del alma.