Reseña

Más inteligencia que dinero

La reconstrucción del Santos va a requerir más inteligencia que dinero. Aunque la precaria situación actual indica la necesidad de modificar para cambiar de rumbo drásticamente, realmente no son muchos los movimientos que deberán hacerse. Pareciera de no creerse.

Es necesario poner apellidos con claridad para despejar la ecuación.Existe un triángulo de jugadores (Rabello, Cuero e Hinestroza) que debe deshacerse. Se podrán quedar con uno, pero necesitan evitar tentaciones. La clave radica en quitarse tentaciones porque dejarlos, sería caer en el mismo error.

El pasado domingo no aparecieron de inicio ninguno de los tres. Armenteros debe ser mejor ubicado en el campo.Hay once elementos que no deben tocarse porque en el campo, han rendido, y son: Agustín, Néstor, Christian, Arteaga, Molina, Diego, Rivas, Sandoval, Bravo, Tavarez y Rodríguez. Se podrá pensar, entonces, que no habría mejoría.

Lo que sucede es que hay que ponerlos en el campo (como el hecho de tener dos puntas) y no en la banca.Para no complicar el cuadro, y porque el dinero no abunda, Abella, Caicedo, Dávila y Andrade permanecen. Como ya se deshicieron de tres extranjeros, los que vengan, lo serán de la misma posición y mejor elegidos.

Aunque la reconstrucción es difícil, no es tema de dinero, sino de inteligencia.