Reseña

He sido, es ido y enloquecido

Por el momento, no importa la eliminación de la Copa; eso pasa a segundo orden. Lo trascendente es repasar lo que en el actual torneo Santos ha sido y que ha enloquecido por lo inesperado. También existen argumentos para pensar que algo ya es ido, y existen algunas bondades que dan pie a suponer que están fraguando anormales decisiones. Específicamente el punto a señalar es la presencia de Cortés en Aguascalientes, la ausencia de De Buen y la inclusión de cambio de Oswaldo.

Si fue de prueba, se comprende. Pero mucho me temo que haya sido un aviso para el próximo domingo, donde, lo que suceda entre Toluca y Tigres, va a beneficiar al Santos; y eso hay que aprovecharlo, pero venciendo al Querétaro. Es aquí donde la congruencia debe hacer acto de presencia ante los escasos márgenes de error. Sorprendió ver ante Necaxa a nueve titulares. Acevedo puede serlo pero Cortés no. ¿Qué mensaje nos mandaron?

Santos ha sido líder general; hoy eso es ido pero puede regresar. La buena actuación lagunera ha enloquecido, sorprendido sin bajar la intensidad del asombro por causa de la derrota en Atlas. Ante Necaxa, la mejor victoria es recobrar a Alcoba por su maravilloso gol aunado a su buena actuación.

Eso es muy importante en este cierre de campaña. Que lo ido, regrese; que lo que ha sido, aparezca para seguir viviendo en dicha y confianza de cara a la liguilla.

Es muy importante terminar el torneo entre los tres primeros lugares. Se sabe, por declaraciones concretas, que eso lo tienen bien claro porque conviene al momento de acceder a postemporada. La liguilla no necesariamente es otro torneo; es la consecuencia de eventos superados que otorgaron confianza y preferencial posición. La Laguna sabe lo que es una liguilla, conoce sus exigencias y también ha saboreado sus frutos.