Reseña

En honor a…

Debido al mal cierre del torneo pasado, desde principios de enero, afirmé que jamás me gustaría decir “el Santos descendió”.

Como la situación se ha tornado crítica pues de los últimos 19 partidos ha obtenido 19 puntos, todos ellos bajo el mando del europeo, lo que equivale en la porcentual a un cociente de 1.000, ahora le agrego que en honor a mucha gente y a no pocas instituciones, jamás deseo anunciar que el equipo lagunero bajó a la categoría de ascenso.

En honor a… es un tema que ya provocó fervor, contagió y prendió entre la gente. Por lo tanto, hago una lista suficientemente atractiva con el único afán de reconocer aquí, en honor a quién, el Santos no debe descender.

Empiezo. En honor a… Grupo Modelo, Salvador Necochea, Eri Amezcua, Paco Dávila y su señor padre, del mismo nombre, José M. Muguerza, Guillermo Cantú, los Tecos en la familia Leaño, Humberto Moreira, Gustavo de Villa, los actuales patrocinadores, Soriana, Peñoles, Lala, y los que se han ido juntando.

El Santos no debe descender en honor a muchos miembros de la prensa local como Rafael Rosell, Héctor Pimentel, Jesús Aranzábal, Julián Parra, Alberto Ruiz, Don Armando Navarro Gazcón y su hijo Armando Navarro López, Alonso Gómez Uranga (qepd) Elizabeth Muñoz, Maribel Rangel, Moisés Arce, Aarón Arguijo, Miguel Ángel Ruelas (qepd) César Marina Miravalle (qepd), Humberto Vázquez, Fernando Benito, Abdón Garza, Roberto Fernández, El Siglo de Torreón, Noticias, Megacable, Multimedios.

Y más que pueden faltar.

En esta lista caben todos los jugadores y entrenadores que fueron los artífices de los gozos, alegrías, desencantos, sufrimientos, conquistas, triunfos, salvaciones y campeonatos del Santos, a través de su historia.

En honor a muchísima gente e instituciones, en honor a toda La Laguna, el Santos no debe descender. Eso depende de los que ahora están, dirigiendo y jugando, pero que eso nunca jamás suceda. También en honor a Alejandro Irarragorri y a Orlegi.