Reseña

Nos hicieron recordar …

Anoche, contra Los Ángeles, los Santos se convirtieron en ángeles emisores de paz, felicidad y buen futbol. Nos hicieron recordar a Dolmo, a Juan, al “Muñeco”, a Pedro y Pablo, a Lupe y a Hugo León; bueno hasta a Miguel Herrera por su picardía lo pudimos ver en la penumbra. Con la excelsitud que brindaron anoche en el primer tiempo, el exquisito futbol de la temporada 93 – 94, en especial el primer semestre del 94, pasó por la imaginación.

¿Acaso eran Daniel Guzmán (jugador) Adomaitis o Zambrano los que estaban en el campo?Y no. No era ciencia ficción pero parecía que Apud conducía en medio campo y ordenaba a todos (ordenar de mandar) con órdenes precisas para jugar bien, sin ensuciar el balón. Ulises era: ¿Quién le gusta? Bravo era más que bravo.

Podíamos pensar en Jared y recordar a Ruiz (¿lo conoce?) el simple “Pony” haciendo todas las travesuras que se le ocurrían, que fueron innumerables. Gabriel Caballero parecía estar presente, y Nicolás Ramírez con el ímpetu de Diego de Buen.Marchesin estuvo anoche pero Oswaldo, Adrián y Olaf también lo estuvieron.

Izquierdoz fue el capitán pero Benjamín (capitán en alta mar) se las ingenió para actuar anoche después de 19 años y medio.

¿Estuvieron Ludueña, Benítez, Vuoso, Peralta y Quintero? También. Sólo que ahora fueron Tavarez, Martín, Ulises y Diego, el mexicano, el que sí sabe. Abella se la rifó en todo momento para recordar a Wagner y a Jorge.Zubeldía debió haber aprendido enormidades anoche.

Alfredo, Fernando, Daniel, Benjamín y Pedro rondaron con sus chacras y carmas por todo el estadio, el antiguo y el nuevo, porque lo de anoche, ha vuelto a ser inolvidable, para recordar lo que creíamos ya había huido, se había escapado. Pero no; está con nosotros por un rato más.

Es memorable lo de anoche porque se logra algo trascendente y la añoranza bella surge otra vez. El Club Santos tiene memoria, presente y mucha vida cuando se ofrece algo semejante a lo de anoche.

Gracias a todos por habernos hecho recordar tantos momentos imborrables, por pasarnos otra vez las bellas películas (con Oscar añadido) de los anteriores 27 años, de 1988 a 2016.

¡ Gracias…!