Reseña

Nosotros le hacemos al revés

Los ruegos a Carlos Vela llegaron a su fin. Una cosa y postura es necesario reconocerle al “señorito”. Siempre dijo no. Siempre despreció. Siempre se hizo a un lado. Al menos fue congruente. Se le agradece su sinceridad. Ahora, a pensar en los mexicanos que están en nuestro país. Los demás, si requieren y merecen ser convocados (no invitados) ya se analizarán sus capacidades a fines de abril.
Nosotros le hacemos al revés. La final de la Champions se jugará el 24 de mayo y el mundial inicia el 12 de junio; 19 días de distancia. Nosotros andamos pensado en una concentración desde abril. Sin saber al día de hoy con exactitud quiénes van a estar en la final Champions, por situación distributiva, habrá al menos 20 jugadores que participarán con sus respectivas selecciones en el mundial a comenzar el 12 de junio.
Los finalistas de la Champions, no estarán concentrados tanto tiempo. Ellos no le hacen como nosotros. Y eso que ellos son mejores. Nosotros, que nunca hemos ganado algo digno en un mundial, le hacemos al revés. No entiendo los procesos mentales y las decisiones estratégicas. Usted elija a un par de equipos que considere vayan a jugar el 24 de mayo la final ya señalada. Los dos que se le ocurran, aportarán jugadores mundialistas y de varios países.
¿Por qué nosotros le hacemos al revés? Por la misma razón de haberle rogado tanto a Vela. Por tontos. Las selecciones con posibilidades en el mundial dejan jugar a los suyos hasta el último compromiso de sus clubes. Nosotros (otra vez) volveremos a matar la liguilla. No entendemos que el jugador llega a su tope máximo estando en competencia formal; no con amistosos o concentraciones inútiles. No aprendemos ni se modifican las malas costumbres. Simplemente con ver el calendario de la Champions podemos aprender.