Reseña

Los finalistas con 10 hombres

Tigres y América se lucieron en su afán protagónico y lo hicieron con cierto dramatismo. Son los finalistas, no recibieron gol, los norteños hicieron dos goles, los capitalinos estrellaron en el palo lo que pudo haber sido su segunda anotación.

Mérito de los finalistas porque no es cualquier cosa ganar, superando al rival, estando en inferioridad numérica por más que en casa hayan estado. Antes de olvidarlo, “San Agustín” pecó, feo, como ya nos la debía. Después de tantas y tantas atajadas majestuosas y magistrales, era necesario esperar una falla garrafal como la de anoche. También es humano.

Se le comprende, se le disculpa, se le perdona, pero otra de ésas, y se va al América. ¿Por eso fue el error? No tengo derecho a tan malos pensamientos.

De lo que sí estamos seguros todos es que cualquier portero que comete una falla tan elemental y tan torpe como la de Marchesin, es gol en contra e impedimento legal para llegar a la final.Bravo la tuvo y le retrató en el travesaño; él mismo la había robado, encarado y provocado. Se le fue.

¿Qué tan comparable es esta falla de Martín frente a la de Agustín? Ambos nombres terminan en “tín”, casualidad insípida que sólo trajo desgracias al resultado final.

El mérito es de los dos equipos finalistas, ambos amarillos, los dos poderosos, acaudalados, millonarios, intrépidos, gloriosos, enaltecidos por su historia y aficiones.

Santos no pudo enmendar su raquítica postura. Con 3 contenciones, se supone, a partir del minuto 61 (Molina, González y De Buen) pues poca o nula fabricación de futbol se podía esperar. Y así aconteció. Ganar, aunque haya sido en casa, jugando con 10 elementos, no cualquiera salva el pellejo. ¿Hay que reprocharle algo a Santos? Pues no.

Es lo que hay y lo que ofrece, desde hace un año. No nos debemos ni asustar y ni tampoco sorprender. La derrota llegó por la parte más sólida del equipo. Vaya ironía. “San Agustín” no quiere ir a Japón. O a lo mejor, porque pretende ir, por eso cometió el fallo.

Felicidades a los finalistas que jugando con 10, sacaron la casta y el triunfo.