Reseña

Las 10 finales del Club Santos

Hoy es Abella, “San Agustín” y Calderón. Ayer fueron Jared, Pony y Altamirano.

Ahora es Orozco, Rentería y Araujo. Tiempo atrás fue Tena, Adomaitis y Robson. Al momento es Pedro, Alejandro y Carlos. Hace rato estuvieron Benjamín, Daniel, Lupe y otro Pedro. Al instante se reconoce a Diego, Tavarez y Escoboza. El mismo recuerdo grato para Johan, Cariño y Nicolás.

No podemos olvidarnos de Molina, Salinas y Alanís. La memoria atrae a Ludueña, Vuoso y Peralta. Que no se nos escape Quintero, Oswaldo, Juan Pablo y Benítez. Se aplaude a Mendoza, Julio, Cevallos y Edson.

Le puedo seguir, porque desde 1994 al 2015, el Club Santos ha mostrado su grandeza. Usted podrá recordar a alguien más del pasado glorioso. Es la historia que hemos ido viviendo, reseñando, gozando y felicitando. Figueroa ha estado en dos partes; igual Rodolfo.

Extrañamos a “Guto”, España y Wagner. Todos recordamos a Gabriel de Anda, “Guamerú” y Quirarte. ¡Quién no se acuerda de Gabriel Caballero! Semejante a Arce, Ortiz, Romano y Baloy.

Más nombres puedo ofrecer; más recuerdos brotan. Becerra, Estrada, Crosas y Suárez, se cruzan con Adrián, José Miguel el portero y el Presidente. Aarón, Hérculez y Morales al lado de Lacerda, son más personajes a evocar junto a la frescura de esta décima final.

Ser finalista no es gratuito. Los capitalinos sólo la aprecian cuando los suyos están inmersos. De no ser así, se asemeja a una corrida de Central de Autobuses. Benditas 10 finales del Club Santos que han engalanado a toda La Laguna. Gracias y felicidades.

Ganar o perder la final, es parte del azar. La que se escapó en Toluca con penaltys añadidos puede compensarse con la primera estrella por aquello del fuera de juego. El capricho humano acontece, salpicando las bondades, molestando al llanto y riéndole a la alegría.

Todo lo conocemos, todo lo hemos experimentado.

El 2015 se pone glorioso al igual que otros 9 años más ya lo estuvieron antes, desde 1994. Bendito y festivo el Santos de siempre por sus diez finales..