Reseña

Los cementeros cargan pesada cruz

Algo no definido coquetea con Cruz Azul. En los 36 torneos cortos, ha sido líder general en 5 ocasiones. Toluca y América tienen los mismos cinco. Sin embargo, los azules sólo cuentan con un campeonato, y siempre que califican, sufren. El torneo pasado, apenas en mayo, se les podía considerar como el gran favorito a levantar su segunda copa. No fue así. Sucumbieron por enésima ocasión debido a un “no sabemos qué”. Algo misterioso y enigmático los acompaña. Es su propia cruz, pesada, que deben cargar como algo muy adherido a su nombre.Son el gran Cruz Azul pero con un añadido inseparable; su símbolo (la cruz) está acuñado al sufrimiento. No hay duda. Los torneos cortos se han convertido en su calvario, se hicieron para que sufriera, porque en el nombre deben cargar una cruz (no azul, no grata) sino pesada, violenta, de terror. Es Cruz Azul el equipo que más calificaciones tiene en los 36 torneos cortos, lo cual es un gran mérito y debe ser para ellos un gozo y orgullo, pero también es el de más decepciones.¿Tendrán remedio algún día? La respuesta obvia como tendencia es que sí, pero como su segundo campeonato no ha llegado, y eso que lo han tenido hasta en la bolsa, pareciera que le diseñaron una molestia mayúscula al lado de su insignia. A donde vayan, los acompaña una cruz pesada que llevan en el pecho. El juego de hoy es una revancha para meditar aunque parezca curioso o prematuro. Perder los dos primeros partidos del torneo no presagia nada agradable a nadie. Santos tiene la ocasión a su favor, considerando la carga insoportable que la visita arrastra a cuestas. Eso es para aprovechar, y demoler. Los laguneros pueden ofrecer nuevo aliento. Será interesante observar el dinamismo y efectividad que Santos posee porque se supone que el aparato defensivo ha tenido mayor atención. Haciéndole honor a la historia, los cementeros deben cargar esta noche su pesada cruz.