Reseña

Los capaces y los no capaces

Romper paradigmas, dudosos o falsos, es tarea propia del ser humano debido a su inherente propiedad de crear. Juan Carlos Osorio ha hecho algo diferente, contrario a lo que muchos creen que se debe establecer. Me refiero a rotar porteros y alineaciones.

La tierra tiene dos movimientos: rotación y traslación. Lo mismo anda haciendo el colombiano porque sabe que puede convocar a jugadores capaces aunque se enrede con los incapaces.

Excelente la presencia de los tres muy buenos porteros en la fase de grupos. Ahí no hay problema porque es visible la posición. Volantes abiertos, pegados a la banda, tiene 4, uno lesionado, pero muy capaces. Incapaz para eso (por culpa de Osorio) es Jiménez a quien lo mandó en tal posición y luego lo ajustó.

Aquí me detengo. No nos asustemos afirmando que no hay un cuadro base o titular. Pegados a la banda debe usar a dos, pero tiene a cuatro capaces. He aquí la riqueza y sabiduría del entrenador colombiano.

Atrás, sistema defensivo, le sucede lo mismo, aunque abusa con la traslación. Y adelante, ni hay pierde. Layún, Herrera, Aguilar y Peña, son confiables para la rotación. Cándido puede sobrar. Las virtudes y capacidades de Damm, Corona (Tecatito) Aquino y Lozano, no las tiene “Chicharito” ni Peralta. Esto es virtuoso, y por eso, la rotación tiene que existir y la traslación debe estar presente.

Que nadie se asuste y que nadie siga afirmando que la tierra es plana. Los conceptos antiguos huelen a incapacidad.No importa en qué lugar termine México en esta Copa América.

Ya se estableció algo diferente, digno de aplaudir y apoyar. Se cuenta con jugadores capaces, habilidosos, entrones, con personalidad y dinamismo. De ahí, podrán surgir mejores frutos pero confiando en todos; sin asustarnos de rotar a los tres porteros, a los centrales o a los puntas.

Ubicar a alguien fuera de su lugar, eso sí es caótico. Ah, y tampoco importan los records que los indignados andan buscando para vender más humo.