Reseña

Muchos han sido campeones

El primer objetivo de toda buena institución en nuestro país, es calificar. Asignarle tal propósito a Veracruz, Puebla y al recién ascendido (sea quien sea) pareciera osadía. Como el presupuesto de muchos es suficientemente amplio para competir con gallardía, se puede establecer como primera premisa que la mayoría de los equipos, está obligado a calificar, porque no son pocos aquellos que ya han sido campeones en los torneos cortos.Repasemos la  lista de los campeones, sin importar cuántas veces lo han sido: Santos, América, Cruz Azul, Guadalajara, Pumas, Morelia, Tigres, Monterrey, Toluca, Tijuana, León y Pachuca. Hasta aquí son doce, más los dos que cambiaron de división: Necaxa y Atlante. Debemos asombrarnos de tanto campeón, catorce, lo cual embellece la competencia y la pone en paridad. Eso es agradable; y no para decir que cualquiera puede ser el gran ganador, sino para afirmar que existe variedad y seria competencia.Faltan de levantar la copa: Chiapas, Atlas, Puebla, Querétaro, Veracruz, UdeG. Son seis instituciones que parecen pocas. Es preferible la diversidad al duopolio como sucede en muchas partes. Lo nuestro es extraordinario porque la dicha la comparten, los méritos se reparten, las virtudes se exponen por doquier y cualquier lugar geográfico ha sabido triunfar. Cada “capillita ha tenido su fiesta”. Hay alegrías comprometidas, con la pena, ahora, de que varios ya campeones, se van a quedar sin liguilla.¿Y Santos? Cada quien deberá tener su definición y conclusión si califica o no en este fin de semana. Una cosa es cierta. Como 14 han sido los campeones, varios monarcas se quedan sin calificar en cada torneo, y eso es ingrato pero también equitativo. Sepamos valorar nuestra diversidad. Si Santos no califica, ya ha dado muestras de grandeza en muchas ocasiones. También es obligación, comprender los malos torneos.